1. home
  2. /En la red

¡Pilotando un avión a los 100 años! La admirable historia de Kate Orchard

Esta veterana de guerra de aviación ha vuelto a sentarse frente a los mandos de una aeronave después de 77 años y lo ha hecho por una buena causa

2 Minutos de lectura
Veterana de la II Guerra Mundial

Kate Orchard, veterana de la II Guerra Mundial, ha vuelto a pilotar un avión días antes de cumplir 100 años

© Help for Heroes Official

Al parecer, pilotar una aeronave es como montar en bicicleta, nunca se olvida por mucho que pasen los años sin practicar. Así lo ha demostrado Kate Orchard, veterana de la Segunda Guerra Mundial, que se ha subido a una aeronave 77 años después, con un fin benéfico.

Posiblemente el nombre de esta mujer no te resulte familiar, pero, sin duda, quedará para la posteridad cuando haya que recordar los miles de hombres y mujeres que lucharon en este conflicto sin precedentes. Kate, originaria de una familia anglo-india, se alistó al ejército junto a varias hermanas en 1941, con tan solo 20 años, y participó en el mayor conflicto bélico del siglo XX desde 1941 hasta su final, en 1945. Lo hizo gracias a que desde 1941, se había creado el Cuerpo de Mujeres Auxiliares indio, que reclutaba voluntarias para ayudar en la guerra.

Royal Air Force Fighter Command, 1939-1945
Durante la Segunda Guerra Mundial, las plotters fueron esenciales a la hora de identificar y derribar aeronaves enemigas ©GettyImages

En particular, trababaja como plotter o “conspiradora”, un término utilizado por la Real Fuerza Aérea británica para referirse a quienes monitoreaban el tráfico aéreo y que jugaron un papel esencial en el conflicto, sobre todo para decidir ciertas batallas. Se encargaban de identificar aviones enemigos, para poder dar aviso a los soldados de aviación británicos, que los derribaban.

Gracias a su esfuerzo y entrega en su servicio, consiguió las medallas británica e india, y alcanzó al cargo de Suboficial Mayor de primera clase, con el que llegó a entrenar a nuevas plotters. Entretanto, conoció a su futuro marido en la guerra y se casó poco antes de que finalizara.

Ahora, es una veterana de guerra respetada en Reino Unido e invitada a actos solemnes de la Casa Real y a conmemoraciones de la Segunda Guerra Mundial. Por ello, Kate ha decidido participar en un evento organizado por Help for Heroes, una organización no lucrativa que intenta dar apoyo a veteranos de guerra británicos, para recaudar fondos para su causa.

Lo ha hecho tan solo unos días antes de cumplir 100 años, en el aeródromo de Seahawk Gliding Club, casi a modo de celebración. Kate volvió a lucir sus condecoraciones militares y se subió a un planeador. El aparato fue inicialmente remolcado por una avioneta y, después, Kate, bajo las instrucciones del piloto, pudo disfrutar del vuelo siguiendo las corrientes de aire.

El espectáculo fue todo un éxito de recaudación, para alegría de Kate y de Help for Heroes. “Creo firmemente que es muy importante que todos los militares sean atendidos, sobre todo quienes tristemente tienen secuelas psíquicas y físicas”, ha expresado la veterana en la BBC. A sus palabras, la organización benéfica respondía con un sincero agradecimiento.

Sin duda, ha sido todo un honor para los espectadores al evento y para Help for Heroes contar con la participación de alguien que, no solo ha sido testigo y parte de la contienda, sino que, con 100 años ya cumplidos, conserva la lucidez y la fuerza para continuar ayudando a su país.