1. home
  2. /En la red

Un joven ingeniero logra su sueño de trabajar la NASA y... ¡no se entera hasta su primer día de oficina!

Durante los ocho años que estado vinculado a la Agencia Aeroespacial estadounidense, se ha encargado del transbordador STS y de partes esenciales de la Estación Espacial Internacional

2 Minutos de lectura
Cabo Cañaveral

David Miller acabaría trabajando para la NASA durante ocho años

© GettyImages

A veces las ofertas de empleo describen puestos que nadie es capaz de descifrar muy bien sin una entrevista posterior o no son del todo explícitas al explicar en qué consisten las funciones a desempeñar. Por ello, en ocasiones los candidatos seleccionados pueden llevarse alguna que otra sorpresa durante la entrevista y, en todo caso, no sabrán bien cómo será su día a día hasta que no empiecen a trabajar, pero lo que le ocurrió a David Miller parece de una serie cómica de televisión.

Discovery Astronauts Continue Mission Tasks
El brazo robótico de la Estación Espacial Internacional era uno de los elementos que David se encargaba de manipular remotamente junto a su equipo ©GettyImages

A este ingeniero mecánico y aeronáutico estadounidense lo contrató la mismísima NASA y no se enteró hasta el primer día de trabajo, cuando se presentó en su sede... El motivo de tan extraño despiste es que David había aplicado a un puesto para trabajar con aeronaves y que, cuando le llamaron, le ofrecieron formar parte de un proceso de selección adicional para una vacante de Manipulador en el equipo de Análisis Gráficos y Cinemática Interactiva.

Miller no lo entendió muy bien, pero accedió. No volvió a tener noticias de los ofertantes del empleo hasta que, tiempo después, recibió otra llamada en la que le informaban de que había sido seleccionado directamente, sin realizar ninguna entrevista adicional. Se desplazó hasta Texas para realizar el programa de orientación, pensando que había obtenido el puesto para el primer trabajo. Su sorpresa fue máxima cuando, ese primer día de prueba, descubrió que había conseguido el segundo puesto y que el equipo en cuestión... ¡formaba parte de la NASA!

@officialheatherharp

pov: your engineer boyfriend starts working for NASA on a #nobones day #fyp#targethalloween#engineerboyfriend#pov

♬ original sound - Heather Harp

Ha sido su novia, Heather Harp, quien ha hecho pública la insólita anécdota del joven, que estaba cumpliendo uno de sus mayores sueños y ni siquiera se había enterado. Lo ha contado en un vídeo que ya acumula 1,8 millones de likes y muchos comentarios de usuarios sorprendidos. A partir de ahí, ha subido varias publicaciones más con el título de NASA BF (”boyfriend”, “novio” en castellano), donde David responde a preguntas de Heather sobre su experiencia en la NASA.

De esta historia hace ya 15 años y perduró hasta 2015, cuando David dejó de trabajar para la Administración Nacional Aeronáutica tras ocho años. Durante ese tiempo, se encargó del movimiento del brazo robótico de la estación espacial y del Transbordador espacial STS, lo cual permitía que éstos orbitaran. Finalmente decidió volver a Los Ángeles, su lugar de origen, y trabajar en un entorno donde no se sintiera “un pequeño pez en un gran charco lleno de burocracia”. Ahora, es propietario de una empresa de fotografía experimental en Los Ángeles.