1. home
  2. /En la red

La rotonda con ‘licencia para pisar’ que causa sensación entre los usuarios de la vía (y en Internet)

El vídeo de un autobús de línea atravesando literalmente la rotonda se ha hecho viral por lo insólito de la situación

1 Minuto de lectura
Autobús de línea cruzando encima de una rotonda

Esta rotonda permite que, fácilmente, cualquier vehículo pueda pasarle por encima, aunque nadie sabe si ésa era la intención inicial

© @FuTTxapela

A veces, las obras públicas e infraestructuras no son del todo de nuestro agrado, sin embargo, en el caso de esta rotonda en Mondragón (Guipúzcoa) ocurre algo más, y es que nadie le encuentra el sentido. Se trata de una construcción prácticamente plana, casi al nivel de la calzada, con los bordes en forma de rampa, que facilitan poder pisar su superficie.

Por eso, un usuario de Twitter, compartía hace unos días un vídeo en el que un autobús de largas dimensiones pasaba literalmente por encima de la rotonda, hasta la mitad de su diámetro, para poder girar sin ninguna dificultad. Según este usuario, que calificaba la obra de “brutal”, también comentaba que la curiosa construcción había costado a las arcas públicas 168.000 euros.

Con 1,2 millones de visualizaciones y 42.400 likes hasta el momento, muchos son los usuarios que comentaban la publicación. Algunos bromeaban con el hecho de que, por suerte, al menos no habían decidido coronar la rotonda con un monumento “moderno” de escaso gusto. Otros usuarios enseñaban otros despropósitos urbanísticos que encontramos en localidades de nuestro país, como un carril bici zigzagueante en Menorca, o bien mecanismos más avanzados, como las rotondas giratorias de Vizcaya.

Tampoco faltaban quienes defendían que se trataba de una “rotonda pisable” hecha expresamente para que los vehículos de cuatro ruedas la rodeen mientras que los grandes la puedan pisar sin tener que maniobrar y entorpercer el tráfico. Se desconoce la intención del consistorio al encargar un proyecto así, lo que está claro es que esta rotonda no va a dejar indiferente a nadie.