1. home
  2. /En la red

La actriz que interpretó a la ‘niña del abrigo rojo’ en ‘La lista de Schindler’ se convierte en una heroína de la vida real

Oliwia Dabrowska, de 32 años, ejerce de voluntaria en la frontera de Polonia

2 Minutos de lectura
ucrania

La ‘Lista de Schindler’ fue ganadora de siete Oscar

© oliwia.dabrowska_

La actriz infantil que interpretó a la “niña del abrigo rojo” en La lista de Schindler se ha convertido en una heroína de la vida real alistándose como voluntaria para coordinar la ayuda de los refugiados ucranianos que huyen del país tras la ofensiva rusa.

Oliwia Dabrowska apareció en el clásico de 1993 de Steven Spielberg cuando tenía tan solo tres años y su inolvidable abrigo rojo captaba irremediablemnete la atencion del espectador al ser el único destello de color en una cinta rodada en blanco y negro. Su personaje interpretaba a una niña judía, que con su vestimenta del color de la sangre representaba a las víctimas del holocausto y la perdida abrupta de la inocencia.

Ahora Oliwia, de 32 años, natural de de Cracovia, Polonia, se ha inspirado en Oskar Schindler, quien logró salvar a más de 1.200 judios de los campos de concentración, ha decidido ponerse manos a la obra para ayudar a quienes huyen una Ucrania devastada por la guerra.

De momento, la inolvidable niña del abrigo rojo ya ha encontrado un hogar para cerca de diez familias y se ha asegurado de que cientos de refugiados más sean transportados a las principales ciudades de Polonia.

“La gente necesita ayuda y nosotros les damos ayuda. Realmente me preocupo por cada persona en la frontera. Haré todo lo que pueda, nunca olvidaré a estas personas, esos rostros, esos ojos, nunca olvidaré lo que he visto” afirmaba Oliwia tal y como recoge el diario New York Post. “No se puede estar preparado para esto, sólo puedes imaginar que hay personas sufriendo, niños, ancianos y enfermos” añadía la voluntaria que admitió que en la frontera no se oyen lloros ni gris sino solo un escalofriante silencio.

Oliwia actualmente se ha tomado unas semanas de descanso en su trabajo como publicista ya que aunque comenzó a sacar el trabajo adelante por la noche se dio cuenta que le era imposible compaginar sus compromisos laborales con los de voluntariado. Y es que tal y como ha revelado a sus seguidores en las redes sociales decidió no dedicarse a la interpretación. “Creo que hubiera podido ser una actriz bastante buena, pero el precio… no valía la pena” señala Oliwia, quien encabeza un proyecto junto con una fundación benéfica para obtener fondos para los desplazados.