1. home
  2. /En la red

La insólita historia del ladrón arrepentido: le toca la lotería y devuelve a sus víctimas el doble de lo robado

Tenía una larga lista de antecedentes penales por hurto y era conocido de sobra en las comisarías de su zona

2 Minutos de lectura
Trasladando a un delincuente

Marcelo Perales tiene un largo historial como delincuente habitual en la zona de Chubut, Argentina

© Ceremonial y Protocolo Policia del Chubut

Marcelo Perales llevaba desde que era un adolescente robando a viandantes, sobre todo, a turistas. Es conocido más que de sobra en las comisarias de su región, la provincia argentina de Chubut, donde saludaba ya con total familiaridad a policías y otros trabajadores. Acumula una larga lista de antecedentes penales, entre los que figuran cinco declaratorias de reincidencia y a los que se suman cuatro procesos abiertos. Pero ha dejado todo eso atrás para iniciar una vida completamente nueva en la que reinará la honradez. ¿El motivo? Le ha tocado la lotería.

loteria euromillon
A Perales le han tocado unos 760.000 euros en la lotería tras 15 años jugando a los mismos números ©GettyImages

En concreto, habría ganado unos 760.000 euros al cambio, una cifra más que suficiente para vivir holgadamente en Chubut, de modo que lo ha anunciado a los cuatro vientos: “Muchachos, no robo más”, aseguró a los agentes de la comisaría de Puerto Madryn, a la que acudió tras recibir el premio. Y no, no es solo mera palabrería porque lo primero que ha hecho tras cobrar el dinero es devolver lo robado a sus víctimas (al menos a las que están identificadas).

De hecho, les está compensando con el doble de lo que les quitó en su día. Un gesto que le honra, aunque, por supuesto, no justifica el sufrimiento que hubiera causado anteriormente, si bien es preciso en este punto recalcar que en sus hurtos nunca empleó la violencia. ‘Rambito’, que así lo conocen, llevaba quince años jugando a los mismos números en un popular sorteo argentino, el Quini 6, similar a la Primitiva, y ahora, a sus 37, ha sido agraciado.

Trasladando a un delincuente
Fue a la comisaría tras recibir el premio para informar a los policías de que no iba a robar más ©@Policia_Chubut

Perales es, como han comentado los agentes a la prensa local, “todo un personaje” que, cuando acudía a declarar a los tribunales, saludaba a los fiscales con cariño y les aseguraba que era un gusto verlos de nuevo. Más allá de que pueda resultar más o menos entrañable, de lo que no cabe ninguna duda es que su historia es la prueba de que es necesario brindar oportunidades en todos los ámbitos de la sociedad, especialmente a los niños. Recordemos que él era tan solo un adolescente cuando empezó a delinquir, quizás la única salida (por supuesto, no justificable) que encontró en una situación de desigualdad.