1. home
  2. /En la red

El inesperado incidente de una abuela confundida por un filtro del móvil

La mujer apareció en escena cuando su nieta grababa una publicación para TikTok y el final es tan sorprendente que se ha hecho viral

1 Minuto de lectura
Virales

Una abuela de Lima se hace viral en Tiktok al confundirse y caerse en un divertido vídeo con su nieta

© GettyImages

TikTok es la red social estrella de la Gen Z y está plagada de retos, bailes y filtros que se viralizan rápidamente. Aunque cada vez es más conocido entre usuarios de mayor edad e, incluso, se han popularizado tiktokers ancianos que cantan, pintan o cuentan su día a día, esta red social no siempre es fácil de entender para los más mayores.

Y si no que se lo digan a esta abuela peruana, que apareció en escena cuando su nieta grababa un TikTok con un filtro viral llamado Loop Me, que simula cómo la silueta del que aparece en el vídeo se cae hacía delante una y otra vez. El vídeo de Brunella Battistini, que así se llama el perfil de la nieta, ya acumula casi de 14 millones de likes y 78 millones de visualizaciones en tan solo unos días.

La abuela, cuando se percata del video y del filtro señala el móvil con el dedo, mostrando confusión. En pocos segundos se cae hacia delante, de la misma forma que simula su silueta en el filtro. Su nieta, Brunella, primero se asusta y, al ver que a la mujer no le ha ocurrido nada, no puede evitar la risa, aunque rápidamente apaga el móvil y acude a socorrerla.

Titulado “Ahí te voy, San Pedro”, en alusión a la sorprendente caída, tampoco los usuarios de la plataforma han podido evitar reírse viendo la reacción de la abuela (y sabiendo, por supuesto, que no le ha ocurrido nada). “Aquí los que ni han parado de reírse... Y que Dios nos perdone”, “Se tomó muy en serio el filtro” o “Top 10 actores que olvidaron que estaban actuando”, comentaban algunos.

Tras la publicación del vídeo de la caída, Brunella subía a su Instagram una fotografía de la anciana en perfecto estado y acompañada del texto “está bien”. De esta forma y por fortuna, todo ha quedado en un susto con el que, seguramente, Brunella y su abuela se reirán durante mucho tiempo.