1. home
  2. /En la red

Los ‘influencers’ y la presión de los ‘likes’: qué hacer para no sucumbir ante ellos

El Xokas, uno de los ‘youtubers’ más populares, acaba de anunciar que se retira por un tiempo a causa de la sobreexposición

3 Minutos de lectura
Redes sociales

© GettyImages

Las redes sociales ocupan un lugar más que destacado en nuestras vidas. Es un hecho. Al menos en un gran porcentaje de la población, especialmente, entre los más jóvenes. Eso abre una magnífica ventana al mundo y a otras realidades, pero también es fuente de conflictos internos que en no pocas ocasiones desembocan en problemas de salud mental. Por eso, a veces, es necesario hacer un parón y desconectar durante una temporada de las redes, como han hecho youtubers como El Rubius o Jordi Wildanunciaron.

Youtuber y streamer
Joaquín Domínguez, El Xokas, es uno de los youtubers y streamers más populares de España ©elxokas

Ahora es El Xokas, otro de los youtubers más populares del momento, quien ha decidido tomarse un tiempo. Tras reconocerse muy afectado por la sobreexposición, se ha disculpado ante sus seguidores por haberse creado cuentas falsas para defenderse a sí mismo. No es la primera y parece que no será la última de estas estrellas de la red que sucumbe a una fama tan arrolladora y que tiene dificultades para hacer frente al aluvión diario de haters, de comentarios negativos y también, porque, como dicen, hay amores que matan, de fans efusivos.

Este es, para la psicóloga Pilar Conde, directora técnica de Clínicas Origen, el primer problema al que se enfrentan estos creadores de contenido. La exposición de sus opiniones y tutoriales se complementa con otras apariciones en el resto de redes sociales, con colaboraciones con diferentes marcas y con otros compañeros. De este modo, lo que empezó como una diversión se convierte en una carrera que les deja agotados y sin tiempo para realizar ninguna otra actividad.

Pero lo más importante es la dependencia de los likes. La autoestima, explica Conde, es la propia percepción de uno mismo, cómo nos valoramos, y esa valoración es una de las bases de nuestro equilibrio y de nuestra felicidad. Cuando la autoestima depende de comentarios ajenos, de los ‘me gusta’ o ‘no me gusta’ de los seguidores en la red, oscila y se tambalea, produciéndonos un estado nervioso y de inseguridad.

Influencer
No pocos influencers tienen dificultades para hacer frente a un aluvión de ‘haters’ ©GettyImages

Riesgos de las redes sociales

La red y sus dinámicas no son el mejor lugar para la fama. De un lado, hay que tener en cuenta que los límites son difusos y de la crítica se pasa al insulto con facilidad, lo que puede suponer para los youtubers un motivo constante de estrés.

Por otro lado, al ser en cierta manera líderes de opinión de sectores jóvenes de público, sus aportaciones crean mayor polémica, lo que puede derivar en un mayor flujo constante, tanto de crítica como de alabanzas.

Destaca también la psicóloga el entorno donde se produce este intercambio de información, esa peculiaridad de las relaciones en red que, trasladadas a la dimensión real, se traducen en la soledad física de los interlocutores. Esto, advierte, es un importantísimo factor de riesgo, porque al acabar la sesión on line no queda nadie.

No hace falta llegar a los millones de seguidores ni a la fama extrema para estar expuestos a estos peligros, advierte Conde. Relacionarnos a través de las redes sociales supone estar siendo sometidos constantemente a valoraciones ajenas, a través de los comentarios, likes, emoticonos y gifts. Es importante para los adolescentes y jóvenes que construyan su propia autoestima al margen de estas recompensas.

Apps de social media y redes sociales
No solo los influencers se ven sometidos a la presión de los ‘likes’, también miles de adolescentes viven pendientes de la opinión de los demás en redes sociales ©GettyImages

Oídos sordos al ‘qué dirán’ en las redes

Para que los más jóvenes consigan construir su autoestima al margen de las recompensas que puedan ofrecer las redes, desde Clínicas Origen dan una serie de consejos:

  • No publiques para obtener me gusta, publica lo que te apetezca.
  • Una vez publiques, no revises de manera constante las reacciones.
  • Ante comentarios negativos y vejatorios, denuncia en la plataforma, no contestes y no los releas.
  • Toma conciencia que tener seguidores, significa que la imagen que proyectas, los contenidos que creas son atractivos para el mercado, pero no define lo que tu eres, ni lo que la persona a la que sigues es.
  • No sobrevalores ni infravalores a alguien por tener más o menos seguidores, respeta a cada una de esas persona como te gustaría que te respetaran a ti.
  • Evitar la navegación on line sin rumbo, es decir, entrar en internet y pasar minutos y horas a ver que se encuentra o recurrir a las cuentas habituales de entretenimiento sin límite. Sería bueno recordar a los más pequeños que la red también posee contenidos de calidad que divierten y sorprenden.