1. home
  2. /En la red

¡Mujeres al borde de un ataque de risa! El desternillante vídeo de una señora que se cede paso a sí misma

Su hija subió el vídeo a sus redes sociales y, aunque tiene muy pocos seguidores, el momento es tan gracioso que se ha hecho viral enseguida

2 Minutos de lectura
Una mujer se ríe mientras mira su teléfono

Una mujer tiene un ataque de risa en unas grandes superficies tras creer que hablaba con otra señora al verse reflejada en un espejo

© GettyImages

De los creadores de ‘señoras que...’ llega ‘mujeres al borde de un ataque de risa’. Rocío, la hija de la protagonista de esta historia, solo tiene poco más de cien seguidores en Twitter, pero el vídeo es tan gracioso que se ha hecho viral en pocos días. Ya han interactuado con él, solo en esa red social, unas 10.000 personas, a las que hay que sumar quienes lo han visto en TikTok. ¿Quieres saber por qué? Pues porque es casi imposible no reír al verlo. Esto es lo que le ocurrió:

Durante una jornada de lo más habitual en unas grandes superficies, una mujer de mediana edad y acompañada de sus hijas lleva un carro con algunas de las cosas que va a comprar. De repente y sin que las hijas sepan por qué, no puede seguir andando… Le ha dado tal ataque de risa que no puede ni contar lo que le ha ocurrido.

Por suerte, Rocío, una de sus hijas, se da cuenta de lo que ha pasado y móvil en mano, ‘traduce’ lo que la mujer está pensando y lo graba. El momento tenía que ser inmortalizado. “¡Es mi madre! La educación le supera!”, dice la joven en el tuit en el que comparte el vídeo con sus seguidores. Y tanto que le supera: es tan educada que… ¡se cede paso a sí misma!

Sí, a sí misma. Entre risas, como buenamente puede, la mujer explica que iba “distraída” por los pasillos del centro comercial, cuando se detuvo a mirar uno de los productos que estaban colocados en un estante. En ese momento, se giró un poco y le dijo a (supuestamente) otra persona “uy, señora, no puede usted pasar”. Hasta ahí todo normal. Pero dejó de serlo en un instante: ¡cuando se dio cuenta de que esa señora era ella misma reflejada en el espejo que llevaba en el carro!

Una situación tan absurda que ni ella ni su hija Rocío pudieron parar de reír durante un buen rato. Solo al escuchar la risa de la madre, quien vea el vídeo no podrá tampoco evitar soltar alguna que otra carcajada. Por eso ha tenido un enorme éxito viral porque, como poco, te sacará una sonrisa. Y eso como poco porque muchos tuiteros lo han visto una y otra vez y aseguran que se lo han guardado para los “días malos”: “lloro de la risa, me duele el estómago, qué bueno”.