1. home
  2. /En la red

Así convierte esta fotógrafa su trabajo retratando perros en la experiencia más divertida y solidaria

Carolyne Cowan dirige su propio estudio Carrie Southerton Dog Photography en Escocia

2 Minutos de lectura
Perro comiendo

En 2018 creó los eventos Cathathon para fotografiar a estos animales y recaudar fondos para organizaciones benéficas

© GettyImages

Carolyne Cowan es una fotógrafa que dirige su propio estudio (Carrie Southerton Dog Photography) y organiza unos eventos llamados ‘Cathathon’: citas en las que reúne a ejemplares de diferentes razas para inmortalizarlos y recaudar fondos que se destinan a organizaciones benéficas relacionadas con estos animales.

Confiesa en SWNS que fotografiar perros es una locura, pero vale la pena por lo divertidas que son las imágenes: “A veces es un caos. No todos se calman de inmediato, así que nos aseguramos de tomarnos el tiempo necesario para que se sientan cómodos. Algunos perros solo me miran cuando ven la comida, pero en estas situaciones es cuando, a veces, sacamos la mejor instantánea”.

Dos años haciendo sesiones

Su marido Alasdair trabaja con ella y no solo es el encargado de lanzar la comida: “Trocea alrededor de diez kilos de queso en cubos, pero tiene que hacer diferentes tamaños para perros pequeños y perros grandes”. Cada animal es diferente, pero Carolyne siempre les dedica unos quince minutos, suele hacer cincuenta fotos y después reduce la sesión a las diez mejores: “El proceso de selección es también muy divertido porque es imposible aguantar la risa”.

El objetivo de estas sesiones en benéfico: los dueños de los animales pagan un precio y la recaudación total es donada por Carolyne y Alasdair. Por delante de su objetivo han pasado todo tipo de perros ya que hasta 2020 organizaban estas sesiones seis veces al año: desde 2018 y hasta entonces, sus eventos fotográficos recaudaron más de 18.215 euros para diversas organizaciones.

Vuelta a la normalidad

La pareja tuvo que parar los eventos cuando comenzó la pandemia, pero decidieron reiniciarlos después de ver en las noticias la difícil situación por la que pasaban algunos dueños de perros que se veían obligados a acudir a bancos de alimentos. El último Catchathon ha tenido lugar a finales de febrero y ha contado con la colaboración de Burns Pet Food, una compañía británica de nutrición animal.