1. home
  2. /En la red

Las aplicaciones de citas ya no están de moda: ahora se llevan las vallas publicitarias de las carreteras

Después de un par de divorcios, Jim espera encontrar a la mujer de su vida con este original método

2 Minutos de lectura
Valla publicitaria

La idea se le ocurrió cuando vio una superficie publicitaria mientras conducía rumbo a Texas

© KVUE

La forma de conocer a gente nueva ha cambiado y cada vez más personas se descargan una aplicación para ello. Sin embargo, Jim Bays prefiere otros métodos tan analógicos como originales: ha comprado una valla publicitaria para encontrar a su media naranja.

Tras vivir en California y Washington, a sus 66 años, Jim Bays se mudó a Texas en junio de 2021. Ya se ha divorciado dos veces (su segundo matrimonio duró 19 años) y tiene cinco hijos de edades comprendidas entre los 12 y los 41 años. Tiene su propia constructora así que sus proyectos le obligan a pasar bastante tiempo fuera de casa: cuando éstos finalices, es momento de regresar a un hogar… que le gustaría poder compartir con alguien.

A Jim no le convencían las aplicaciones para conocer a gente nueva e ideó su propio método para encontrar el amor. La idea se le ocurrió mientras conducía hacia Texas: vio una valla publicitaria en venta en la Autopista 29, al este de Bertram, y lo vio claro. Eso sí, el habría elegido otra fotografía, pero la empresa que llevó a cabo su encargo creyó que la imagen escogida era la más adecuada para su objetivo.

Valla publicitaria
Jim habría elegido otra fotografía, pero la empresa creyó que esta era la más adecuada para su objetivo ©KVUE

Las primeras llamadas

Junto al anuncio figura un número de teléfono para que las interesadas se pongan en contacto con él: un dato que podría convertirle en objeto de bromas, pero lo cierto es que no ha sido así. Al menos en la mayor parte de los casos. Jim ha confesado al canal de televisión KVUE de Austin que, de momento, ha recibido dos docenas de llamadas reales… aunque sigue buscando a la mujer de sus sueños.

¿Cómo debe ser ella? El propio Jim aseguraba, entre risas, que debería parecerse a Jennifer Aniston. Bromas aparte, este constructor estadounidense aspira a encontrar a alguien que cuando todo vaya mal, simplemente le diga: “No te preocupes, vas a superar esto. Todo va a salir bien”. Una persona en la que al final del día “me ofrezca un hombro o un regazo para apoyar la cabeza. Me encantaría encontrar a alguien así”.