1. home
  2. /En la red

Irse a dormir con un catarro y despertar con una amnesia de 20 años: la conmovedora historia de Claire

No recordaba su boda ni haber dado a luz a sus hijos y vivió un segundo duelo cuando le dijeron que algunos familiares habían fallecido en ese tiempo

2 Minutos de lectura
Padece encefalitis

Claire Muffett-Reece perdió los recuerdos de los últimos 20 años a causa de una encefalitis que a punto estuvo de costarle la vida

© @MrsMuffettReece

Claire Muffett-Reece, una mujer británica de 43 años, llevaba una vida completamente normal junto a su marido, Scott, y sus dos hijos, pero todo cambió, literalmente, de la noche a la mañana: la víspera del día del Padre se fue pronto a la cama porque estaba algo resfriada y necesitaba descansar y al día siguiente algo no iba bien.

Scott intentó despertarla varias veces y, al comprobar que no respondía, llamó a emergencias e ingresó de urgencia en el Hospital Broomfield de Chelmsford. Una vez allí, comenzó a tener convulsiones y tuvieron que conectarla a un respirador. Cuando pudo respirar por sí misma y despertó, 16 días después, ya nada era igual: no recordaba los últimos 20 años, la mitad de su vida.

Aun así, se considera afortunada porque logró sobrevivir en contra de los peores pronósticos. Del Hospital Broomfield tuvieron que trasladarla al Royal London Hospital, donde podían proporcionarle atención médica especializada y allí es donde confirmaron que tenía encefalitis, lo que le había provocado una inflamación en el cerebro. Los neurólogos advirtieron a Scott y al resto de la familia de que debían prepararse para lo peor, pero como decíamos, los médicos consiguieron salvar a Claire.

Tras despertar, tuvo que permanecer ingresada cinco semanas más y también fueron días muy difíciles. “Alucinaba, deliraba bastante en esa etapa”, explica ella misma en una entrevista en la cadena de televisión Channel 4. “Pensaba que había avispas en el techo o que las moscas se metían en mis oídos”, así como otras cosas de las que ahora puede reírse, como que creía que el músico Phil Collins era su primo.

Teniendo en cuenta que esas alucinaciones son algo normal tras haber estado conectada a un respirador, cuando sus padres y Scott se asustaron fue a raíz de una pregunta muy simple: “¿Cómo están mis gatos?”, les dijo. El problema es que uno de los animales había muerto hacía muchos años y el otro una semana antes de que ella cayera enferma.

Lo más dramático fue que no recordaba el día de su boda ni tampoco haber dado a luz a sus hijos, (aunque afortunadamente sí los reconocía) y volver a escuchar la noticia de seres queridos que habían fallecido y a los que ella creía vivos. También le causó mucha impresión verse en el espejo, puesto que la imagen que tenía de sí misma era de 20 años atrás.

Pacientes
Claire estuvo 16 días conectada a un respirador y cinco semanas más ingresada en un hospital donde recibió atención especializada ©GettyImages

Un año después de aquel duro trance, Claire se encuentra mucho mejor e incluso ha retomado su trabajo de periodista, gracias en parte a Scott, al resto de la familia y a sus amigos, que han sido de grandísima ayuda. Aun así, aún le queda un gran camino por recorrer, puesto que la encefalitis le ha afectado también a la memoria a corto plazo y, además, puede convulsionar, por lo que no puede conducir y ni siquiera cocinar sola.

Pero es muy optimista: “Mi carrera está volviendo a empezar poco a poco y fue un alivio darme cuenta de que no había olvidado cómo escribir”, comenta. “En cuanto a mis recuerdos perdidos, todavía hay una mínima posibilidad de que retornen, pero si no, tendré que crear muchos nuevos y felices”.