1. home
  2. /En la red

Misterio desvelado: una teleoperadora cuenta la verdad de lo que sucede cuando te ponen ‘en espera’

Tras la ‘musiquita’ hay oídos escuchando nuestros comentarios

1 Minuto de lectura
LEBANON-HEALTH-SUICIDE

Una teleoperadora ha revelado algunos de los secretos que se ocultan en esta profesión

© GettyImages

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos tenido que hablar con alguna teleoperadora y en la mayoría de los casos nos han puesto en espera con esa dichosa ‘musiquita’ que durante un rato agrada y pasados unos minutos enfada. Ahora una usuaria de la red social Twitter que responde al nombre de Serena y que asegura trabajar colgada a un teléfono, ha revelado algunos de lso secretos mejor guardados de esta profesión, entre ellos qué es lo que sucede cuando nos ponen ‘ en espera’. “He de deciros un secreto: os escuchamos SIEMPRE aunque os dejemos en espera con la musiquita” ha señalado esta teleoperadora.

Serena también ha señalado que hasta que no entró a trabajar atendiendo llamadas, no se imaginaba que detrás de ese hilo musical hubiera oídos al acecho. “Siempre había estado al otro lado pensando que no me escuchaban” señala la trabajadora. 

Consciente de lo incómodas que pueden llegar a ser estas esperas o el hecho de que tras mantenerte atento no te solucionen el problema, esta teleoperadora señala: “Tranquilos, si la mayoría de veces que estáis cabreados os entendemos y os daríamos la razón, pero nos toca callarnos porque luego nuestras llamadas las escuchan los supervisores“.

Y es que tras desvelar este misterio, los comentarios de los usuarios no se han hecho esperar llegando a convertir esta revelación en un tema viral. “La de veces que he escuchado a gente tirar de la cadena... y lo de antes. No os imagináis la de cosas que se oyen al teléfono” ha señalado otro usuario también dedicado a trabajar tras el teléfono. “Cuando trabajaba en cierta compañía telefónica mi momento favorito era escuchar a las señoras hablar mientras les tramitaba cualquier cosa. Una vez estuve 5 minutos escuchando a una señora hablar con su gato” ha añadido otro.