1. home
  2. /En la red

Una madre cumple su promesa y compensa a su hijo con 1.600 euros tras seis años alejado de las redes sociales

“Estoy orgullosa de él, porque hubo momentos en los que fue más difícil”, ha admitido la progenitora

2 Minutos de lectura
Apps de social media y redes sociales

Este chico ha demostrado con creces que se puede vivir sin redes sociales

© GettyImages

¿Podría mantenerse alejado de las redes sociales durante seis años si eso significaba obtener una buena recompensa a cambio? Una madre de Minnesota desafió a su hijo a hacer precisamente eso, sin imaginar que su hijo acabaría superando el reto. Es por ello que ahora Sivert Klefsaas, de 18 años, es 1.800 dólares (1.600 euros) más rico después de no tener redes sociales desde 2016.

Instagram
En el perfil de instagram de Sivert Klefsaas se puede leer: ‘Nuevo aquí’ ©sivertklefsaas

Sivert tenía 12 años cuando comenzó lo que su madre, Lorna Klefsaas, llamó el “desafío 18 por 18”, y aunque la tarea no era cosa fácil, decidió intentarlo. “Hace seis años todavía no tenía un gran concepto del dinero. Entonces, pensé: ¡Lo haré!

La idea del desafío surgió después de que Lorna viera a su hija mayor luchar con los efectos que las redes sociales tuvieron en su vida durante su adolescencia. “Estaba tan obsesionada con mantener sus rutinas de Snapchat que realmente estaba afectando su estado de ánimo y a sus amistades”,señalaba a la cadena de radio estadounidense KARE 11. “ Alejar a su hija de las redes sociales “fue como una intervención, pero finalmente valió la pena el esfuerzo. ”Estaba muy, muy molesta, pero tres semanas después me lo agradeció y dijo que estaba muy feliz de no tener su teléfono“, admitía Lorna.

Redes sociales
Sivert aun no tiene muy claro en qué invertirá su recompensa ©GettyImages

Lo de su hijo fue un poquito más fácil, ya que cuando ella le puso a prueba aún no estaba cautivado con las redes sociales además tal y como ha confesado Lorna “es tan competitivo que para él fue más importante demostrar que podía cumplir el reto que el reto en si y lograr tener tiempo extra para concentrarse en sus estudios y en la práctica del deporte”.

De vuelta ya al mundo de las redes sociales, donde ha admitido encontrarse totalmente perdido tras tantos años de desconexión, Sivert aún no ha pensado en que invertira el dinero, aunque todo a punta que lo destinará a comprar algún accesorio para su dormitorio en la Universidad de Northwestern St. Paul, en Minesota, a la que asistirá el próximo otoño, tal y como ha confesado personalmente a la CNN.