1. home
  2. /En la red

Una mujer deja su móvil a un niño ‘perdido’ para llamar a su familia y este le roba más de 3.000 euros

No se explica cómo ocurrió porque vio en todo momento lo que el menor hacía con su teléfono

2 Minutos de lectura
Smartphone

Un niño de unos 12 años pidió a una mujer que le dejara el móvil para localizar a su familia porque se había perdido

© GettyImages

Salir a la calle y encontrarse con un niño que asegura estar perdido. ¿Cómo no ayudarle? El menor, de unos 12 años, estaba solo en Orlando (Estados Unidos), por lo que pidió auxilio a una mujer, llamada Shannon Fraser, que no dudó ni un segundo en prestarle el móvil para que pudiera ponerse en contacto con su familia.

Lógicamente, no dejó de mirar en ningún momento el teléfono y comprobó (o eso creía ella): puso la llamada en altavoz, por lo que escuchó la conversación, y tras colgar, el niño le pidió que le dejara usar una aplicación de geolocalización (tipo Google Maps) para saber cómo llegar hasta donde estaban sus familiares. Todo parecía normal, pero no, no lo era. Y Shannon no se dio cuenta hasta que fue demasiado tarde.

Corona Warn App
La mujer estuvo pendiente en todo momento lo que hacía el menor con su teléfono, por lo que no se explica cómo pudo robar sus datos ©GettyImages

Pasaron varios días y comenzó a recibir notificaciones de envíos de dinero a través de Venmo, una app que se usa en Estados Unidos y que es una mezcla de Bizum, más popular en España, para hacer transferencias. Y esas notificaciones informaban de paos que ascendían hasta los 4.000 dólares (algo más de 3.500 euros), una cifra no desdeñable precisamente.

Al disgusto y a la indignación se suma la sorpresa, puesto que Shannon no da crédito a cómo pudo el menor hacer esos movimientos ante sus propios ojos y que ella no se diera cuenta. Ni se percató de cómo robó sus datos ni entiende tampoco cómo pudo acceder a Venmo, que ella creía bloqueado con el ‘Face ID’ (la opción de reconocimiento facial de Apple).

La cuestión es que se hicieron desde su móvil dos transferencias de 2.000 dólares (unos 1.790 euros) cada una y a ella le llegó días después la notificación de que se había aprobado el movimiento. Tras ponerse en contacto con su banco, descubrió que la cuenta beneficiaria del dinero se había abierto tan solo una hora antes del encuentro con el menor de edad. Vamos, una estafa más que planificada.

Venmo
Venmo es una app de pagos a través del móvil similar a Bizum ©GettyImages

A toro pasado, resulta extraño que fuera el niño el que se dirigiera a buscar a su familia y no al contrario, que hubiera esperado junto a la persona que le estaba ayudando a que llegaran a recogerle sus familiares. En cualquier caso, Venmo ha pedido a los clientes que configuren una clave, el ‘Face ID’ y el máximo posible de capas de seguridad para evitar más incidentes similares.

En cuanto a Shannon, no sabemos si ha podido recuperar o no su dinero, pero seguro que la próxima vez se lo piensa dos veces. Para quien se pueda encontrar en una situación parecida, lo mejor, sin duda, es llamar a la policía y, si es cierta la historia que cuente el niño, ellos serán quienes le socorran.