1. home
  2. /En la red

La esperanzadora historia de Zoey: una perrita que regresó a casa 12 años después de su desaparición

Fue abandonada por su segunda familia quien la disfrutó cuando era joven, pero que no tuvo la responsabilidad suficiente para cuidarla cuando se hizo mayor

1 Minuto de lectura
perro

Tenía algo más de seis meses cuando desapareció de casa

© San Joaquin County Sheriff's Office

Dicen que nunca es tarde, si la dicha es buena, pero ¿quién nos devuelve el tiempo perdido? Una perrita llamada Zoey ha podido reencontrarse con su dueña doce años después de ser dada por desaparecida. Delicada y muy débil, el animal fue abandonado en una propiedad cerca de Stockton, California, lugar donde fue encontrado por una persona que decidió llamar a la policía. Tras escanear su microchip, los agentes descubrieron que el perro había sido reportado como desaparecido en Lafayette, California, en 2010, por lo que decidieron intentar encontrar a su verdadero dueño.

This one will hit you right in the feels! #FeelGoodFriday On February 10, 2022, Animal Services Officer Brandon Levin...

Posted by San Joaquin County Sheriff's Office on Friday, February 18, 2022

Los policías encargados de resolver el caso lograron localizar el teléfono móvil del propietario, que no podía creerse que después de tanto tiempo, su perra aún siguiera con vida y hubiera sido encontrada. “Definitivamente no esperaba que esto fuera a suceder, así que estoy realmente emocionada”, dijo Michelle, quien hacía ya años que había dado por perdida a su mascota. “La recogimos a ella y a su hermana gemela de la perrera cuando tenían seis meses y estuvo con nosotros desde entonces” explicaba la dueña de Zoey. “Sin embargo, un día salimos a comprar unos 20 minutos y cuando volvimos había desaparecido”.

Zoey llevaba tantos años desaparecida que la compañía de microchips la había reportado como muerta en 2015, según informó la oficina del alguacil del condado de San Joaquín. Sin embargo, como la esperanza es lo último que se pierde, la perrita fue encontrada a tan solo 100 kilómetros de donde había desaparecido en 2010, seguramente abandonada por su segunda familia, quien la disfrutó cuando era joven, pero que no tuvo la responsabilidad suficiente para cuidarla cuando se hizo mayor.