1. home
  2. /En la red

El juego más popular del momento estrena una versión sobre geografía: Worldle

Ha sido creada por Teutef, un desarrollador francés que se ha basado en el mismo concepto

1 Minuto de lectura
Juego interactivo

El funcionamiento es el mismo, pero hay más pistas y el objetivo es adivinar el país

© worldle.teuteuf.fr

Wordle es el juego viral que está arrasando y que ha llenado tus redes sociales de pequeños cuadrados de colores. Este crucigrama interactivo ha tenido tanto éxito que The New York Times se lo compró a Josh Wardle, su creador, para que forme parte de su web. Quién sabe si harán lo mismo con la variante geográfica que acaba de surgir: Worldle.

Por si hay algún despistado en la sala, vamos a recordar en qué consiste Wordle: es un sencillo juego gratuito que propone adivinar una palabra que tiene cinco letras. Para ello, cada persona dispone de seis intentos, no hay pistas (más allá de la que nos dan los cuadrados de colores indicándonos si las letras están presentes o no) y si no se resuelve el acertijo, hay que esperar 24 horas para probar de nuevo.

El atractivo de Wordle y lo que ha conquistado a sus cientos de miles de seguidores es que cada día hay una única palabra y todo el mundo tiene que adivinar la misma. El idioma principal es el inglés, pero hay adaptaciones en castellano, gallego y catalán… y una versión geográfica. Teutef, un desarrollador francés, ha creado Worldle basándose en el mismo concepto.

Una versión geográfica

El nombre es prácticamente el mismo: en lugar de usar la palabra ‘word’ (palabra, en inglés) se ha decantado por ‘world’ que significa ‘mundo’ en inglés y es más apropiada para el propósito de esta variante. Las instrucciones para participar en el juego son las mismas: se muestra el contorno de un país y el participante tiene que adivinar cuál es.

Worldle es gratuito y sus normas son semejantes. Cada jugador tiene seis intentos, pero cuando falla sí dispone de más pistas: además de los famosos cuadrados de colores aparece la distancia a la que está la nación errónea de la correcta, el porcentaje de acierto… De momento, la versión disponible obliga a introducir los nombres en inglés aunque si tiene la mitad de éxito que Wordle no tardarán en aparecer adaptaciones a otros idiomas.