1. home
  2. /En la red

Solidaridad mágica: un hombre que vivía en la calle gana 35.000 euros con un cupón que le regalaron

Alguien se acercó a él en la estación de autobuses de Ávila el dia de Reyes y le regaló un boleto de la ONCE

1 Minuto de lectura
Boletos

No supo que la suerte estaba de su parte hasta diez días después cuando decidió comprobarlo

© GettyImages

La Noche de Reyes es uno de los momentos mágicos del año y para el protagonista de esta historia, aún más. Se trata de un hombre sin hogar que, el día 5 de enero, recibió un cupón de la ONCE por parte de un desconocido que, poco después, resultó premiado cambiándole la vida.

El señor, de 60 años, viajaba desde su Andalucía natal hasta Castilla y León. Se encontraba en la estación de autobuses de Ávila cuando alguien se acercó y le regaló un cupón de la ONCE. El hombre lo guardó y no volvió a acordarse de él hasta el 16 de enero. En aquel momento estaba en el albergue de Mayorga de Campos y planeó comprobar si había tenía suerte a la mañana siguiente.

Tal y como cuentan en El Norte de Castilla, el hombre se acercó al vendedor de cupones de la localidad: Juan Manuel Legido. Como estaba atendiendo a unas vecinas, le pidió que esperase mientras terminaba y comprobaba su boleto. Algo que hizo en las inmediaciones: concretamente en uno de los rincones de la Plaza de España donde daba el sol. Allí le encontró el vendedor después de comprobar que le correspondía un premio de 35.000 euros.

Boletos
El hombre tuvo que ir hasta Valladolid para conseguir un nuevo DNI y poder cobrar el premio ©GettyImages

Cómo cobrar el premio

El hombre no podía creer el golpe de suerte que acababa de tener, pero había un problema: en los días previos había perdido su DNI y no tenía en su poder ningún otro documento para identificarse. Son este requisito imprescindible no podía cobrar el premio. El párroco de Mayorga de Campos decidió, entonces, echarle una mano: le dejó el dinero necesario para ir a Valladolid y renovar su identificación.

Cuando llevó a cabo el trámite y recibió los 35.000 euros, llamó al religioso para agradecerle el gesto y, a cambio, recibió una recomendación: invertir correctamente el dinero para comenzar una nueva vida. Seguro que ha tomado buena nota de ello.