1. home
  2. /En la red

Esta niña de once años ha transformado una vieja caravana en su propia casa

Uno de los vecinos de Lauren Nelson vendía una Sunline Sunray de 1988 y decidió ir reuniendo sus ahorros para comprarla

2 Minutos de lectura
Tiene su caravana personalizada

Junto a su familia, ha invertido dos meses de trabajo para transformarla en su propio espacio de creación

© lauren.grace.official

Lauren Nelson tiene once años, vive en Attica (Nueva York) y quería tener su espacio propio e independiente de la casa en la que vive con su familia. Tras barajar diferentes ideas, su padre le dio una y tras dos meses de trabajo cumplió su objetivo: transformar una vieja caravana en su propia casa.

La primera opción que barajó Lauren fue la tradicional casa de madera, pero los materiales la convertían en algo demasiado caro. La siguiente idea fue una caravana de la marca American Girl Doll, pero superaba el presupuesto del que disponían: fue entonces cuando su padre le dijo que por aquel precio podía tener una de verdad y no una de juguete. Ahí estaba la idea que había estado buscando.

Tiene su caravana personalizada
Lauren negoció el precio de la caravana y cerró el acuerdo por 350 euros ©lauren.grace.official

La puesta a punto

Lauren contó todo el dinero que había ahorrado en los últimos meses y comenzó la búsqueda. La suerte estuvo de su parte ya que uno de sus vecinos vendía su vieja caravana: una Sunline Sunray de 1988. Tras una breve negociación cerraron el trato por 350 euros, pero el vehículo escondía una desagradable sorpresa: su estado de conservación era terrible.

A pesar de ello, la niña mantuvo la ilusión intacta. Sacó todo lo que había en el interior (ratones incluidos), limpió y su familia se unió a su particular proyecto. Su padre se encargó de arreglar todas las ventanas para eliminar las goteras, repararon el suelo con tarima flotante, juntos limpiaron todos los colchones y, por último, la decoraron.

Tiene su caravana personalizada
Lauren planea trasladarla a las inmediaciones del campus donde cursará la carrera para ahorrar en alojamiento ©lauren.grace.official

Planes de futuro

Aquí contó con la ayuda de su madre, que le cedió el dinero que habrían invertido en el campamento de verano de Lauren para que lo invirtiera en su caravana. La niña quiere ser diseñadora de interiores así que su casa fue su primera experiencia real con este mundo: dibujó cómo lo quería, pintaron, compraron todo lo necesario, eligieron cada detalle y le dieron el toque final con algunos marcos de fotos y plantas del jardín.

De momento, la caravana está aparcada en el patio de la casa familiar y Lauren la emplea como su espacio para dibujar, leer y crear. El próximo paso es instalar unos paneles solares para tener electricidad y, en un futuro, planea trasladarla a las inmediaciones del campus donde cursará la carrera para ahorrar en alojamiento.