1. home
  2. /En la red

El ‘youtuber’ Yao Cabrera evoluciona bien tras caer de un tercer piso mientras grababa un vídeo

Ya ha recibido el alta hospitalaria, pero deberá someterse a pruebas médicas para comprobar posibles secuelas del golpe en la cabeza

2 Minutos de lectura
Youtuber

Yao Cabrera ya ha recibido el alta hospitalaria, pero deberá continuar bajo seguimiento médico

© Yao Cabrera

El popular influencer uruguayo Yao Cabrera, con más de 9 millones de seguidores en YouTube, se encuentra en estado grave tras caer desde un tercer piso mientras grababa un vídeo para su canal. Aunque ya ha recibido el alta hospitalaria, su estado de salud sigue siendo delicado, puesto que sufrió una hemorragia interna, además de una fractura en las costillas.

Youtuber
En la caída, Cabrera sufrió una hemorragia interna y una fractura en las costillas ©Yao Cabrera

Según han explicado sus representantes, Cabrera ha abandonado el hospital pero deberá seguir bajo seguimiento médico, dada la gravedad de sus lesiones. “Como es de público conocimiento, el estado de salud de Yao Cabrera es grave y está internado en estos momentos, aguardando su mejoría”, explicaba Kevin Macri, amigo del joven, a través de su cuenta de Instagram cuando aún estaba en el hospital.

No obstante, parece que la evolución de Cabrera es positiva ya que esta tarde ha compartido un comunicado oficial a través de Twitter en el que explica que ya se encuentra en su casa y en el que da las gracias por el apoyo recibido: “Estoy un poco asustado con lo que me pasó y que por el momento no voy a dar declaraciones de lo sucedido”, añadía. “Quiero estar con mi familia y en reposo absoluto hasta tener los resultados finales”.

Confusión por la noticia

La noticia de su accidente generó, en un principio, confusión y escepticismo entre sus seguidores, ya que muchos pensaron que se podía tratar de una broma pesadas tras los antecedentes de Yao Cabrera en este sentido. De hecho, en 2020 creó una campaña falsa en la que fingía haber sido secuestrado y pedía a sus seguidores 30.000 dólares (26.280 euros) para rescatarlo.

Ese mismo año, Cabrera fingió ser asesinado por unos sicarios a través de varios vídeos en los que se le veía ser disparado a quemarropa dentro de su coche por una serie de personas encapuchadas. Finalmente se descubrió que esta trama resultaba ser también un engaño.

No obstante, en esta ocasión se trata de una historia real que, afortunadamente, ha tenido un desenlace feliz, si bien aún está pendiente de que evalúen las posibles secuelas de los golpes en la cabeza.