1. home
  2. /En la red

¡Fingía ser pobre siendo millonaria! Así descubrió esta universitaria la ‘estafa’ de su mejor amiga

La joven relata cómo, a pesar de atravesar problemas económicos, pagaba todos los días la comida de la otra chica

2 Minutos de lectura
Comida

Meghan, a pesar de estar en bancarrota, pagaba todos lo días la comida de su amiga porque creía que era más pobre aún que ella

© GettyImages

La amistad es una de las relaciones afectivas más bonitas que existen entre los seres humanos. Sin embargo, hay ocasiones en que estas relaciones de afecto se ven frustradas por las mentiras que pueden acabar con la lealtad que se deben profesar quienes se llaman amigos. Es el caso de esta historia que relata una usuaria en Tiktok, Meghan Good, que descubrió que su mejor amiga de la Universidad había estado fingiendo ser pobre cuando en realidad era rica y vivía en una mansión.

Meghan Good
Meghan descubrió que su amiga era millonaria cuando ésta la invitó a comer en un restaurante de lujo ©@ littlebundhasmatter

Meghan, que vive en Reino Unido y cuenta con más de 350.000 seguidores en esta red social, explicó que durante mucho tiempo le pagó los almuerzos a su amiga porque decía que no tenía dinero. Unos problemas económicos que la propia Meghan también atravesaba, pero esta prefería compartir lo poco que tenía con su mejor amiga. “Yo estaba en bancarrota, y mi amiga también. A veces le compraba la comida porque ella me decía que literalmente no tenía dinero. Era más pobre que yo”, determina Meghan en el vídeo.

Así, tras concluir el primer año de carrera, su amiga le sugirió que fueran a comer a un restaurante para celebrarlo. “Había ahorrado toda la semana y guardaba como 10 libras esterlinas. 10 libras son suficientes para un plato de pollo, ¿no?” se cuestionaba la misma Meghan en Tiktok. Sin embargo, al llegar al establecimiento se llevó una gran sorpresa porque su amiga había reservado en un restaurante muy caro.

¿Quién paga la cuenta?

“Entro en el restaurante que había reservado mi amiga y mi corazón se detuvo. Oigo música clásica, veo gente con trajes y vestidos. Me siento a la mesa y noto que hay agua de limón de cortesía y toallas calientes para manos” detallaba Meghan, quién entró corriendo al baño para llamar a su hermana y pedirle una transferencia bancaria.

@littlebundhasmatter

I imagine being so privileged that you think being poor is cute🤡🤡✋🏾 #fypシ#foryou#storytime

♬ original sound - Beyoncéisastateofmind
“Pensé, ella está en bancarrota, ¿vamos a cenar y a correr? ¿Vamos a cometer un delito?

“El camarero viene y pregunta: ¿Van a dividir el pago o abonan todo junto? y mi amiga le contestó que pagaríamos todo junto. Creí que ella esperaba que yo pagara, aunque sacó su tarjeta y pagó su comida y la mía. Más tarde me enteré de que su familia es dueña de un restaurante y que vive en una mansión. Sólo fingió ser pobre. ¿Quién hace eso? ¿Por qué me hizo pagar sus comidas?”, se cuestionaba Meghan.

El vídeo ya suma casi 5 millones de reproducciones y ha generado todo tipo de conjeturas y comentarios; hay quien arremete contra la amiga por mentir, pero otros usuarios están convencidos que la otra joven se comportó así para comprobar que la amistad de Meghan era auténtica y no era su dinero lo que le hacía acercarse a ella. Sin duda, superó con creces la prueba.