1. home
  2. /En la red

Todo al violeta: las dos islas coreanas que se han teñido de este color y han revolucionado el turismo

Sus 100 habitantes se dedicaban en exclusiva a la agricultura hasta que la isla se volvió morada y todo cambió...

2 Minutos de lectura
Los habitantes han decorado todo de color púrpura para atraer a más turistas

Ambos archipiélagos cuentan con alrededor de 100 habitantes que se dedican de forma exclusiva a la agricultura

© @VisitKorea

¿Es el color violeta uno de tus favoritos? Entonces no puedes dejar de visitar las islas de Banwol y Bakji, en Corea del Sur, donde absolutamente todo está decorado en esta tonalidad. Edificios, carreteras, vehículos... todos los elementos cuentan con el violeta por bandera. Pero, ¿por qué estas islas surcoreanas cuentan con esta innovadora decoración?

Ambos archipiélagos cuentan con alrededor de 100 habitantes que se dedicaban de forma exclusiva a la agricultura. Así, con el objetivo de aumentar la llegada de más turismo y poder obtener más beneficios económicos, decidieron en el 2015 pintar todo de este color para que la visita a estas islas fuera algo especial e irrepetible.

Según explica el portal Korea.net, “el número de visitantes creció, siendo en su mayoría locales. Tan solo entre junio y agosto de 2020 llegaron más de 10.000 turistas y hubo un aumento del 20% con respecto a la cantidad del año anterior”. En este sentido, tal y como apunta el mismo medio, estas islas se gastaron más de 3 millones de euros en esta coloración.

Los habitantes llevaron a cabo esta decoración para atraer a más turistas
Tan solo entre junio y agosto de 2020 llegaron más de 10.000 turistas ©@VisitKorea

Nuevo hotel

Con la llegada masiva de turistas, se construyó un nuevo hotel para que los viajeros pudieran hospedarse. Un alojamiento que era totalmente de color violeta. Además, también han montado una especie de cafetería en una caravana de color violeta donde se pueden saborear los platos más tradicionales de Corea del Sur como la carne de cerdo y las variedades de marisco. Incluso si pides arroz en este lugar te lo cocinarán en color púrpura, una auténtica delicatessen.

Para poder visitar estas islas, primero deberás viajar hasta la capital de Corea del Sur, Seúl. Una vez allí tienes que coger un tren con destino a la estación Mokpo. Desde aquí hay que transportarse en autobús hasta Anjwa-Myeon. Por último, en la estación de Anjwa habrá otro autobús que te llevará hasta el puente de color violeta que conecta con estas dos islas. Toda una travesía para descubrir uno de los lugares más especiales del mundo.