1. home
  2. /En la red

El último reto que pone a prueba tu agudeza visual: ¿cuántos colores eres capaz de reconocer?

Se trata de una prueba creada por una experta en neuromarketing que nos ayuda a saber cómo vemos

1 Minuto de lectura
Ojos

Cada persona percibe los tonos de una forma distinta: por esta razón es complicado coincidir con el resto

© GettyImages

¿Cuántas veces has discutido con alguien a causa de un color? Probablemente, muchas. Es normal ya que cada ser humano percibe los tonos de una manera así que coincidir es complicado y los retos visuales como el de la imagen se convierten en toda una aventura con diferentes resultados. Y tú, ¿cuántas tonalidades eres capaz de reconocer?

El ojo humano está formado por conos y bastones: estas células están en la retina, son sensibles a la luz directa y son las responsables de que cada persona vea los colores de formas distintas. Los primeros se dividen en tres grupos (los que son sensibles al rojo, al azul y al verde) mientras que los segundos dan la visión en blanco y negro.

Ojos
Sólo una de cada cuatro personas es capaz de distinguir perfectamente todos los tonos de la prueba ©Diana Derval

La prueba de Diana Derval

Diana Derval, profesora de neuromarketing, ha desarrollado una prueba que ayuda a saber el número de conos que tenemos y cómo percibimos los colores. Se trata de observar este a arcoíris y contar el número de tonos que diferenciamos: en función de la cantidad estaremos en uno u otro grupo.

  • Dicromática: las personas que ven menos de veinte colores tienen dos tipos de conos en el ojo y representan al 25 por ciento de la población.
  • Tricromática: las personas que ven entre veinte y 32 colores tienen tres tipos de conos. Supone el cincuenta por ciento de la población y reconocen perfectamente los tonos violeta-azul y verde-rojo.
  • Tetracrómata: el 25 por ciento de las personas ven entre 32 y 39 colores tienen cuatro tipos distintos de conos en tus ojos.

Distorsiones en los resultados

Cabe destacar que según la autora de esta prueba el soporte influye en el número de colores que es capaz de diferenciar cada persona: la pantalla de un ordenador, del móvil o de una tablet puede generar cierta distorsión en esa percepción. Esta interferencia causaría que veamos más o menos tonos y, por lo tanto, los resultados del test no serán tan fidedignos como deberían ser.