1. home
  2. /En la red

Mateo, el niño del que todos hablan: así reacciona al saber que le pondrán más dosis de la vacuna del Covid

Con ocho años, acababa de recibir su primer pinchazo, creyendo que sería el último… Su ‘descubrimiento’ es de lo más visto en las redes

2 Minutos de lectura
Niño

Desde mediados de diciembre se trabaja en la inmunización de más de 3,3 millones de pequeños

© GettyImages

A mediados del pasado mes de diciembre, la campaña de vacunación para los más pequeños daba el pistoletazo de salida en España: llegaba el momento de más de 3,3 millones de niños y niñas que tenían entre cinco y once años… como Mateo. Su historia se ha hecho viral porque pensaba que la protección frente al coronavirus constaba de una sola inyección: su reacción al saber con son varias ya es todo un fenómeno en las redes (y fuera de ellas).

Tras proteger más de un 80% de la población con la pauta completa a lo largo de 2021, el foco se puso en el sector más joven de la población. Los centros de salud, hospitales y puntos habilitados ya han visto desfilar a miles de niños que, como Mateo, han recibido sus correspondientes dosis. Lo que no sabía este pequeño es que la pauta completa está formada por varias dosis.

Las redes sociales han sido testigo de su reacción porque la persona que la grabó (al parecer, su madre) no dudó en subirla a su cuenta de TikTok. El objetivo del vídeo era transmitir a toda la familia que Mateo ya había recibido su primera inyección y que había sido un “campeón”: razón por la que había recibido una piruleta.

La primera vacuna

El pequeño explica que le duele el brazo y muestra exactamente dónde ha tenido lugar el pinchazo. Cuando le preguntan si ya le han puesto la primera dosis, el niño se detiene un momento para procesar la información y deducir, a raíz de esas palabras, que hay más dosis: “Un momento: ¿eso significa que me tengo que poner una vacuna más?”.

Acto seguido, comienza a llorar con más fuerza mientras le informan que la siguiente dosis llegará dentro de treinta días. Un argumento que no le convence y así lo hace saber mientras se frota el brazo con una mano y sostiene su dulce recompensa con la otra: “¡No, pero yo quiero dentro de un año!”. Entre risas, la persona que está inmortalizando el momento le pide que se despida: “Adiós familia”. ¿Habrá segunda parte dentro de un mes?