1. home
  2. /En la red

El admirable tesón de Rene, un abuelo de 87 años que se ha graduado junto a su nieta de 23

Inició los estudios superiores hace siete décadas, pero ahora es cuando por fin ha terminado su carrera universitaria

2 Minutos de lectura
Se ha graduado en la Universidad a los 87 años

El anciano inició los estudios en la década de los 50, pero los tuvo que abandonar al casarse y formar una familia

© @UTSA

La historia de superación de Rene Neira, un anciano de 87 años que acaba de graduarse en la Universidad de Texas junto a su nieta de 23 ha arrasado en las redes sociales. Y no es para menos, ya que esta admirable meta la ha conseguido siete décadas después de matricularse por primera vez para obtener unos estudios superiores.

Universidad de Texas
El anciano no llegó a aprobar todas las asignaturas pero la Universidad le ha hecho entrega del título a modo de reconocimiento por su esfuerzo ©@UTSA

El hombre acudió por primera vez a la Universidad en la década de 1950 y, aunque se vio obligado a dejar los estudios, a lo largo de los años volvió a intentarlo de manera repetida porque su sueño era acabar su carrera universitaria. “En los 50 comenzó la universidad, se enamoró y formó una familia. Luego regresó en los 80, en los 90, principios de los 2000 y por casualidad regresó nuevamente al mismo tiempo que yo comenzaba”, detalla la nieta a los medios estadounidenses.

Sin embargo, el anciano nunca llegó a aprobar todas las asignaturas para obtener el graduado, pero la familia pidió un detalle a las autoridades universitarias tras el gran esfuerzo que había llevado a cabo. Así, la Universidad accedió a otorgarle el título de experto en Economía a modo de reconocimiento. Un diploma que no acudió solo a recogerlo, ya que el abuelo tuvo la enorme suerte de graduarse el mismo día que su nieta, dejando así para el recuerdo uno de los días más felices en la vida de los dos.

‘Ha trabajado muy duro’

“Nunca tuvimos clases, pero a veces nos encontrábamos para almorzar en la cafetería, o a veces estudiábamos juntos en la biblioteca”, señala la nieta, que muestra gran admiración por una persona que jamás abandonó la ilusión por seguir estudiando a pesar de sus dificultades.

“Ha trabajado muy duro a lo largo del tiempo, especialmente en los últimos años, con pérdida de audición, pasando por temporadas sin coche, hubo un semestre en el que tuvo que tomar una baja médica porque tuvo un derrame cerebral. Así que existieron muchas barreras diferentes que dificultaban su regreso”. Y a pesar de todo eso, Rene no renunció. Ahora, por fin, ha conseguido su sueño y lo ha hecho de la mano de su nieta.