1. home
  2. /En la red

¿Tu gato no te deja trabajar con el teclado del ordenador? Las redes te ofrecen la solución

La respuesta de los usuarios para que estos animales no se tumben en el portátil se ha hecho viral

2 Minutos de lectura
Oficina

Una de las costumbres de estos animales es la de ocupar el espacio de trabajo de los humanos

© GettyImages

Los gatos son uno de los animales de compañía más queridos por parte del ser humano junto a los perros. El vínculo de cariño y confianza que se establece entre los individuos y estos animales es algo único. Sin embargo, una de las costumbres que pueden sacar de quicio a sus dueños es la manía que tienen de invadir por sorpresa el espacio de trabajo, llegándose a tumbar en el teclado del ordenador portátil justo cuando estabas enviando un correo muy importante a tu jefe. Pero, ¿cómo podemos hacer para que nuestro gato no nos moleste y nos deje trabajar en el ordenador? Las redes sociales han vuelto a ofrecer la respuesta.

Gato
Algunos consideran que el gato intenta imitar a su dueño al utilizar el portátil ©GettyImages

La explicación de este comportamiento se desconoce a nivel científico, pero existen muchas teorías al respecto. Por un lado, hay quienes creen que los gatos se ponen encima del teclado por el calor que genera el mismo. Otro posible motivo es que el portátil estuviera impregnado del olor de la persona, por lo que se acercaría más. Y hay quién considera que lo que hace el minino es imitar a su dueño, que suele estar constantemente trabajando con este equipo. Sea de la forma que sea, la realidad es que varios usuarios de Tiktok han descubierto una solución que funciona.

En este sentido, lo que proponen como gran alternativa es poner a disposición del gato un segundo portátil para que se tumbe en el teclado del otro ordenador y te deje tranquilo mientras tú trabajas con tu equipo habitual. Así se puede apreciar en diferentes vídeos que han subido a Tiktok.

Imitación de portátil

En el caso de no disponer de un segundo ordenador para que el gato se pueda tumbar, existe la opción de construir una imitación que el animal identifique como el propio portátil. De hecho, en Amazon se vende una imitación de un MacBook que realmente es un espejo para gatos. Otros usuarios optan por construir de forma manual la imitación a través de cajas de cartón. Sea como sea, esta es una buena alternativa para que la relación entre gato y humano siga siendo tan bonita como hasta ahora porque, por curiosa que resulte, parece que funciona.