1. home
  2. /En la red

El desparpajo de un pastor alemán que hace la compra todos los días y detecta cuando le quieren timar

El animal aparece con una cesta en su boca y una lista con lo que debe adquirir

2 Minutos de lectura
Perro en un mercado

Su adiestramiento y la identidad de las personas que le envían al mercado son un misterio

© doggoestomarket

¿Qué hace un perro en el mercado? La respuesta más acertada (aunque también la que es un tanto surrealista) es la más lógica: comprar igual que las personas que pasean entre los puestos equipados para la ocasión con cestas y otros enseres en los que transportan sus adquisiciones. Entre los presentes destaca este pastor alemán y su desparpajo para cumplir su misión y evitar los timos.

El animal se ha hecho famoso a través de una cuenta de TikTok llamada ‘Dog goes to market’ (‘Perro va al mercado’). En ella podemos encontrar imágenes de canes de diferentes razas que hacen lo que el propio nombre indica: adquirir cosas (normalmente comida) en distintas superficies comerciales y puestos callejeros. Una colección de vídeos que suele actualizarse diariamente y en la que este pastor alemán es la estrella.

Perro en un mercado
El animal acude cada día al mercado y recorre diferentes puestos para comprar fruta o verdura ©doggoestomarket

Fruta y verdura

A diferencia de otros ejemplares que también se mueven por el mercadillo, el protagonista de esta historia no parece estar hambriento porque no pide comida a los vendedores: él va a comprarla. Cada día aparece con una cesta (que unas veces es roja y otras es de mimbre) destilando seguridad para cumplir con su cometido.

En algunas ocasiones, el responsable del puesto recoge la nota que encuentra dentro de la bolsa aunque en otras visitas es el propio animal quien señala con la pata qué frutas y verduras son las que quiere. Las distintas personas que lo atienden saben perfectamente lo que deben hacer: le sirven, le cobran y el perro se marcha.

Nada de engaños

Eso sí, este pastor alemán no se deja engañar por ninguno de los comerciantes. Sus vídeos más populares son aquellos en los que identifica algún intento de timo cuando el vendedor pone en la cesta menos piezas de las que ha pedido. En otra ocasión, parte del dinero sobrante se cae al suelo y, tras unos instantes, descubre lo ocurrido y lo recoge.

Su adiestramiento es todo un misterio, igual que la identidad de las personas que le mandan cada día al mercado… pero lo cierto es que se ha convertido en un visitante recurrente que pone el punto divertido a cada jornada.