1. home
  2. /En la red

El colmo de la mala suerte: tiene 310 millones de euros en bitcoins y la clave para acceder a ellos... ¡en un vertedero!

James Howells tiró a la basura por error el disco duro que contenía la contraseña, pero ha ideado un plan para recuperarlo

2 Minutos de lectura
Minar bitcoins

James Howells sólo necesita la autorización del Ayuntamiento de Newport para emprender la búsqueda

© GettyImages

Si las cosas hubieran sido diferentes, James Howells podría ser hoy muy rico. Este australiano fue de los primeros en minar bitcoins, una experiencia que dejó a un lado porque para él fue un experimento y con la que hoy podría tener 310,5 millones de euros... si no fuera porque guardó la contraseña en un disco duro que acabó en un basurero: ¿cómo llegó hasta allí?

En 2013, James decidió hacer algo de limpieza en la habitación que usaba como despacho en su casa de Newport, una pequeña ciudad de la costa de Gales. Tiró a la basura varios objetos, entre los que se encontraba un disco duro: pensaba que estaba vacío y que el que se quedaba en su cajón era el que contenía archivos de un viejo portátil. Entre ellos, la contraseña de 64 letras y números con la que podía acceder a aquellos bitcoins que había minado tiempo atrás.

Minar bitcoins
James tiró a la basura varios objetos entre los que se encontraba un disco duro que pensaba que estaba vacío ©GettyImages

Ocho mil monedas

Su mujer, Hafina, llevó la basura al vertedero un día después, James se fue con sus amigos a Chipre… y cuando volvió se dio cuenta del error que había cometido. Cinco años antes había descargado un software gratuito con el que pudo adquirir bitcoins después de configurar su portátil para ello: para él fue un experimento divertido. Finalmente, dejó el proyecto a un lado por diversas razones aunque, cuando lo hizo, había acumulado ocho mil monedas.

Tiempo después, ese ingeniero derramó limonada sobre el ordenador y trasladó todos los archivos a un disco duro para salvarlos. El mismo que, por error, había terminado en un vertedero. Se dirigió a las instalaciones para comprobar si se podía hacer algo y se encontró con unos quince campos de fútbol de basura.

Minar bitcoins
El Ayuntamiento de Newport ha demegado su petición de búsqueda en el vertedero debido a los daños medioambientales que causaría ©GettyImages

La estrategia

No obstante, el vertedero de Newport seguía un orden y se dividía en departamentos: encontrar aquel disco duro no era imposible. Lo único que necesitaba era la autorización del ayuntamiento para buscarlo: la pidió, reinó el silencio y cuando consiguió reunirse con los responsables, su solicitud fue denegada por los daños medioambientales que podía causar.

Desde entonces, James ha desarrollado una sofisticada estrategia para encontrar el disco duro. Un plan que incluye acarrear con los gastos de la excavación y donar el 25 por ciento de su fortuna al Ayuntamiento de Newport. La respuesta sigue siendo la misma, algo que le impide recuperar sus 310,5 millones de euros porque ese dispositivo es el único lugar en el que apuntó la contraseña y esa combinación de letras y números es la única manera de recuperar los datos para acceder a sus bitcoins.