1. home
  2. /En la red

Anna Laura, la ingeniera que se hizo vendedora ambulante de golosinas para entrar en la NASA

Su objetivo es desarrollar nuevas tecnologías que permitan a las generaciones futuras explorar el universo

2 Minutos de lectura
Estudiante de ingeniería que se hizo vendedora ambulante para llegar a la NASA

Anna Laura logró recaudar el dinero necesario para inscribirse en el programa de la NASA por el que tanto se había esforzado

© GettyImages

Anna Laura Rodríguez, de 22 años, siempre ha perseguido un sueño: formar parte de la NASA para desarrollar nuevas tecnologías que permitan a las generaciones futuras explorar el universo. Por eso comenzó a estudiar Ingeniería Mecatrónica (una rama de la ingeniería dedicada al diseño unificado de sistemas mecánicos y eléctricos) en la Universidad Politécnica Victoria de México, su país natal. El pasado mes de enero, cursando aún la carrera, fue seleccionada para entrar en el prestigioso programa Internaciotal Air and Space Program, que pone en marcha la agencia aeroespacial estadounidense todos los años. Cuando le dieron la noticia, no se lo podía creer: ¡estaba un poquito más cerca de conseguir su sueño! Aunque había un “pero”… el dinero.

Ser una de las 60 personas admitidas en el programa del Space Rocket de la NASA de todo el mundo no fue tarea fácil. De base, debía tener un expediente académico excelente y presentar un ensayo para acceder al duro proceso de selección al que se presentan cientos de candidatos y en el que debía superar entrevistas tanto en español como en inglés. Fue un enorme esfuerzo, pero dio resultados. La pega es que, para inscribirse en el programa, debía pagar una matrícula de 3.500 dólares (algo más de 3.000 euros), cifra que ni ella ni su familia se podían permitir.

Eso no iba a frustrar la ansiada meta, por lo que decidió comprar chucherías para venderlas después. Buscó un lugar de mucho tránsito, colocó un cartel en el que explicaba para qué necesitaba el dinero y comenzó a hacer su particular negocio ambulante. Alguien le hizo una foto que subió a las redes sociales y su historia se hizo viral. Del éxito en las redes pasó a las entrevistas en medios de comunicación nacionales, convirtiéndose en toda una inspiración para los jóvenes del país.

“ No permitas que mentes pequeñas te digan que tus sueños son demasiado grandes para ti” Un millón de gracias a todos por ayudarme para estar aquí, gracias gracias gracias🚀

Posted by Anna Laura Rodriguez on Wednesday, November 17, 2021

Desde ese momento, cientos de personas se pusieron en contacto con ella para comprarle golosinas, pero también para enviarle productos de todo tipo con el objetivo de que los rifara y recaudara así más dinero con ellos. Y así, consiguió reunir los 3.500 dólares, además de la cantidad necesaria para pagar el billete de avión.

El pasado mes de noviembre pisó por primera vez la NASA y asistió al programa, en el que recibió una formación intensiva muy similar a la que reciben los astronautas y que incluía prácticas pilotando un vuelo espacial en un simulador. El día que llegó publicó un mensaje muy significativo en su perfil de Facebook: “No permitas que mentes pequeñas te digan que tus sueños son demasiado grandes para ti”.