1. home
  2. /En la red

Los empleados de un supermercado suben un villancico a las redes y… ¡tienen tanto éxito que ya son famosos!

Ellos han compuesto la canción, a la que han situado en lo más alto de iTunes, e incluso firman autógrafos porque aparecen en el videoclip, que se ha hecho viral

1 Minuto de lectura
Los empleados llevaron a cabo una coreografía y realizaron un videoclip en el interior de la tienda

Durante el videoclip los empleados se dedican a pasearse a por las estanterías y las cajas del supermercado

© @mandsromford

Los villancicos son todo un clásico durante las fechas navideñas. Canciones como el “All I Want for Christmas is you” de Mariah Carey o “Last Christmas” tiñen las reuniones familiares de alegría y felicidad en estos días. Así, un supermercado de la cadena Marks & Spencer situado a las afueras de Londres ha querido formar parte de esta tradición creando su propio villancico que ha arrasado en redes sociales.

De esta forma, la tienda se abrió una cuenta de Tiktok, donde comenzó a subir vídeos con coreografías mientras enseñaban los productos de los estantes. Sin embargo, esta vez se atrevieron a crear un villancico con el que han llegado a compertir con artistas como Elton John o Ed Sheeran en lo más alto de la lista de iTunes para ser la canción más escuchada.

@mandsromford

This is not just a Christmas song. This is Team Romford’s Christmas song, by our colleague, singer-songwriter Jack! @shelter @togetherforshortlives

♬ original sound - Marks and Spencer Romford

A través de un estilo entre pop y rapero, el tema “This is not just a Christmas song” habla de las virtudes del supermercado, animando a los clientes a decir qué es lo que necesitan y afirmando que sea lo que sea, lo podrán encontrar en su tienda. En el vídeo se puede observar a la plantilla bailando paseando por los lineales, las estanterías y las cajas. Un villancico que ha superado el medio millón de reproducciones en redes.

Autógrafos

El villancico de este supermercado ha logrado tal éxito que hasta los propios clientes han pedido autógrafos en los recibos y selfies con los trabajadores de la plantilla. Según cuenta uno de los empleados, esto nunca les había sucedido antes, “es una locura”, afirman.