1. home
  2. /En la red

La conversación (surrealista) entre una señora mayor y un desconocido que triunfa en redes

Twitter ha hecho su ‘magia’, haciendo que aparezca en escena un familiar de la protagonista, que no daba crédito al ver la foto de su madrina en un tuit viral

2 Minutos de lectura
TU OTRO DIARIO
Smartphone

Una señora de avanzada edad escribió por error a un joven pensando que se estaba comunicando con su hermano

© GettyImages

Con la llegada de los teléfonos móviles y aplicaciones como Whatsapp, no es de extrañar recibir alguna llamada o mensaje de un número desconocido debido a un error o una confusión. Aunque en la mayoría de casos esto se queda en un malentendido, a veces pueden surgir historias muy bonitas y dignas de ser recordades. Es el caso de un joven llamado David, quen quiso compartir con la comunidad de Twitter una tierna conversación que había mantenido hacía tiempo con una señora mayor desconocida.

Así, explicaba que un día recibió un Whatsapp de un número que no conocía y que pertenecía a esta señora, quien aseguraba ser su hermana. Él trató de explicarle que había marcado mal el teléfono y que se había confundido, pero la señora no acababa de creerle y pensó que se trataba de una broma de su familiar. “Tiene mal guardado el número, yo soy un chico de 23 años”, le explicaba el joven. “Eso quisieras tú”, contestó la señora.

Redes sociales
La señora no acabó de creer que se trataba de un desconocido y siguió pensando que era su hermano gastándole una broma ©GettyImages

La conversación continuaba y la mujer no acababa de entrar en razón, preguntándole a este chico si “te estás quedando conmigo”. Finalmente la charla, que tuvo lugar en 2016, no fue a más y se quedó como una anécdota. Una historia que este usuario quiso rememorar y publicar en Twitter a través de las capturas de pantalla, con las que ha obtenido una gran repercusión, con cerca de 26.000 me gusta y 200 comentarios, la mayoría de ellos con mensajes de cariño.

Un familiar responde

Sin embargo, la historia no quedó ahí. Las redes sociales hicieron su magia y Aroa, una joven familiar de esta señora mayor respondió a David. “Me han enviado este tuit y cuando lo abrí mi cara fue un poema. La señora que te escribió (nunca fue a la escuela) es mi madrina y los de la foto, son mis padres. Todos están bien. ¡Ah! y este año también hemos recogido manzanas de la pomarada... Haremos sidra”, comentaba esta usuaria, estupefacta.

Finalmente la chica se ofreció a mandarle unas botellas de sidra casera y él aceptó el regalo al tiempo que le prometía que también recibirían “cositas ricas” desde Madrid. Al final, lo que comenzó como una conversación que surgió por error ha terminado convirtiéndose en una relación de cordialidad entre dos familias desconocidas. Una historia con un giro inesperado de guion gracias a Twitter.