1. home
  2. /En la red

Un atasco de película: una lluvia de billetes paraliza una carretera en California

La puerta de un camión blindado que se dirigía a San Diego se abrió de repente

2 Minutos de lectura
Carretera de California

Al ver cómo caía dinero del cielo, casi todos los conductores se pararon para coger su parte

© Yubbie007

¿Por qué se produce un atasco? Esta pregunta se la han hecho miles de conductores a lo largo y ancho del planeta. Estas congestiones están motivadas por diferentes causas: obras en la calzada, un accidente, desvíos provisionales, reducción de los límites de velocidad, controles… Si continuásemos con esta lista, a buen seguro no añadiríamos el motivo que colapsó una carretera californiana la semana pasada: una lluvia de billetes digna de una película.

Y es que cuando uno imagina una escena así, en la que el dinero cae del cielo, siempre suele hacerlo dentro de un contexto irreal de la gran o pequeña pantalla. En esta ocasión, sin embargo, la realidad superó a la ficción. Un camión blindado circulaba hacia San Diego por la carretera Interestatal 5 y a la altura de Carlsbad (California), una de las puertas se abrió.

Carretera de California
Las autoridades han recordado que apropiarse de ese dinero es ilegal y los que lo hayan hecho pueden enfrentarse a una posible acusación criminal ©Yubbie007

Imágenes virales

Varias bolsas con dinero en efectivo cayeron a la vía y los billetes comenzaron a volar por todas partes. Los conductores de ambos carriles, que no podrían creer lo que estaban viendo, redujeron su velocidad, pararon sus coches, se bajaron… y comenzaron a coger las piezas de papel por valor de uno y veinte dólares. La grabación de este momento no tardó en hacerse viral: gente con fajos mientras parte del dinero quedaba esparcido por el asfalto y las cunetas.

Una acción ilegal

Cursti Martin, sargento de la Patrulla de Carreteras de California (CHP), explicó a los medios lo sucedido y lanzó una advertencia: no se podían quedar los billetes que habían cogido. Las autoridades no han desvelado la cantidad que han recuperado, pero sí que varios de los presentes han devuelto lo que se llevaron para evitar que les imputen cargos.

Y es que, como recordó tanto la CHP como el FBI, apropiarse de ese dinero es ilegal y los que así lo hayan hecho pueden enfrentarse a una posible acusación criminal. Por ello, las autoridades dieron un plazo de 48 euros para proceder a su devolución y lanzaron un aviso para los que huyeron de la escena con los bolsillos llenos: los vídeos que circulan por las redes sociales muestran sus rostros así como las matrículas de sus vehículos. No se trata de una advertencia sin más: los encargados de la investigación han detenido, de momento, a dos personas.