1. home
  2. /En la red

La abuela que se niega a cuidar de sus nietos para recorrer el mundo y ser ‘influencer’ de viajes

Sus hijos no entendieron la decisión de Josefa, pero ella tenía claro que la prioridad era cumplir su sueño

2 Minutos de lectura
Influencer de viajes mayor de 60

Desde que se jubiló en 2018, y a pesar del parón por la pandemia, Josefa ha recorrido gran parte de Asia y Europa

© joviajando

De la India a París, pasando por Egipto y Vietnam. Josefa Feitosa es una abuela brasileña que ha decidido cumplir su sueño de recorrer el mundo una vez jubilada. Vendió su casa y sus muebles y se fue solo con una mochila a cuestas, pero con suficiente dinero para ir allá donde quisiera. Una decisión valiente y admirable que, en un principio, no gustó demasiado a sus tres hijos, que contaban con que se dedicaría a cuidar a sus nietos cuando dejara de trabajar. Pero no, Josefa (Jo, como todos la conocen) tenía otros planes.

Tras toda su vida trabajando como funcionaria de prisiones, Jo se jubiló a los 60 años, en 2018. Cuando comunicó a sus hijos su decisión de viajar por el mundo, una de ellos, Lilith, se lo tomó muy a mal e incluso se sintió ofendida. ¿No se suponía que debía ejercer de abuela y atender a los hijos de sus hijos? La protagonista de esta historia lo tiene claro: “no son las abuelas quienes tienen que criar a los nietos”, dice tajante en una entrevista en el periódico brasileño O Globo. Ella ya se encargó en su día de sus hijos y ahora es el turno de ellos al frente de una familia.

Por suerte, Lilith acabó entendiendo la decisión de su madre, que nada tiene que ver con falta de amor o desapego hacia los niños, e incluso la ayudó a organizar algunos de los viajes. Y Jo aprovechó el tiempo y en un año recorrió varios países del Sudeste asiático (Tailandia, Vietnam, Malasia, Camboya…) y de Europa, donde su primera parada fue París, aunque también visitó Austria e Irlanda. Ya en 2020 irrumpió la pandemia y, aunque en su país no había restricciones, sí las había prácticamente en el resto de naciones del mundo, por lo que tuvo que detener esta fantástica aventura que la ha convertido en todo un ejemplo para otras mujeres de su edad.

No en vano la han entrevistado en programas de televisión y en periódicos nacionales, lo que le ha dado tal notoriedad que ha acabado convirtiéndose en toda una influencer de viajes y hasta ha hecho ya sus pinitos publicitarios en su cuenta de Instagram, donde tiene más de 12.000 seguidores. Todo esto ha hecho que también dé charlas en Brasil sobre la presencia de mayores de 60 en las redes sociales. En definitiva, que su coraje y su determinación la ha llevado no solo a cumplir su sueño, sino también a ser toda una personalidad.

Ahora, con la pandemia de coronavirus aún sin terminar, Jo ha optado por viajar por su país (que no tiene precisamente poco que visitar) y continúa viviendo y soñando y, como no, compartiendo momentos preciosos con sus hijos y con sus nietos (pero sin obligaciones, por supuesto).