1. home
  2. /En la red

Cuando la letra de médico es un auténtico jeroglífico: un farmacéutico pide ayuda en las redes para descifrar una receta

Se plantea si es ‘una falta de respeto’ hacia el paciente escribir así y genera todo un debate que ha hecho su consulta viral

1 Minuto de lectura
Receta médica

El farmacéutico solo logró descifrar la primera letra del medicamento, una ‘s’

© @JulioFdez79

“Tienes letra de médico, no se entiende nada”. Esta es la típica expresión que se usa para bromear cuando alguien no tiene una caligrafía muy legible y, aunque no vamos a generalizar, en ocasiones resulta un auténtico calvario descifrar cuál es el medicamento o tratamiento que prescribe el médico. Es el caso de Julio, un farmacéutico que tuvo que pedir ayuda en Twitter porque le resultó imposible averiguar qué ponía en la receta que le llevó una clienta.

“¿No os parecen una falta de respeto recetas tan ilegibles? PD: ¿Qué creéis que es?”, se preguntaba Julio a través de Twitter, adjuntando una imagen de la receta en la que aparecía, un medicamento que empezaba por la letra S, pero al que era bastante complicado entender cuáles eran las letras que le seguían. Por eso, buscó la ayuda de los usuarios de esta red social para encontrar la solución.

Según explica en los comentarios, este farmacéutico le preguntó a la paciente si tenía algún otro documento donde se pudiera entender mejor la receta. Así, gracias a un informe, finalmente pudieron descubrir que se trataba de “Simetricona”, un medicamento para reducir la hinchazón causada por los gases. Aunque en esta ocasión pudieron comprobar cuál era el tratamiento descrito en la receta, no siempre es así y muchas veces se corre el riesgo de que una mala interpretación lleve al farmacéutico a dispensar el medicamento equivocado, algo muy peligroso para los ciudadanos.

‘¿Tenéis alguna asignatura de criptografía?’

Frente al mensaje que escribió el farmacéutico en Twitter, muchos fueron los usuarios que contestaron con sorpresa e incredulidad, preguntándose si no tenían alguna asignatura de criptografía en la carrera para este tipo de situaciones. Por otro lado, también se comentó que “no es una receta, es un hechizo” y que “es imposible dispensar eso con seguridad. Desde luego, qué falta de respeto y de responsabilidad”, indicaron.

Respecto a qué soluciones se pueden encontrar para que este tipo de recetas ilegibles no vuelvan a repetirse, el propio sanitario indicó que “se pueden mandar al colegio de farmacéuticos, y si tienen a bien, darle un toque, luego suele caer en saco roto”.