1. home
  2. /En la red

Günther Anton Krabbenhöft, el abuelo más a la moda del mundo

A sus 76 años se ha convertido en ‘influencer’ después de ser fotografiado luciendo su particular estilo por las calles de Berlín

2 Minutos de lectura
influencer alemán

Günther Anton Krabbenhöft, es un claro ejemplo de que no existe una edad estipulada para convertirse en influencer

© g.krabbenhoft

Famoso de la noche a la mañana a la edad de setenta años, Günther Anton Krabbenhöft, conocido como el hipster más antiguo de Berlín, en un claro ejemplo de que no existe una edad estipulada para convertirse en influencer. Su amor por la vida y su estilo hacen soñar a las generaciones más jóvenes que hoy fantasean con ganarse la vida a través de las redes sociales.

Natural de un pequeño pueblo cerca de Hannover donde se crió junto a sus tres hermanos, Günther acabó viviendo en Berlín por casualidad. Quería ser cocinero en un barco y se vino a formar a la capital. Sin embargo, se enamoró, se casó joven y tuvo una hija, y aunque sus sueños de cocinar en alta mar se vieron truncados, siempre se preocupó tanto en su juventud como en su vejez, de no ser un individuo más, por lo que siempre se interesó mucho por su apariencia, creando así un estilo muy peculiar, con el que nunca pensó que acabaría ganándose la vida.

Sin embargo, hace cinco años su imagen se convirtió en viral tras ser fotografiado en la estación berlinesa de Kotbusser Tor e irremediablemente acabó convirtiéndose en un verdadero creador de tendencias.

Amante de la música house y techno, además de abuelo de dos preciosos nietos, este alemán siente pasión por los trajes de tres piezas (pantalones, chaleco y americana) los que luce habitualmente en una amplia gama de colores. Como completos indispensables la pajarita, el sombrero y el bastón, que lleva más como adorno que como apoyo. Además, posee una envidiable colección de zapatos, que combina con acierto dependiendo del look, que bajo ningún concepto puede ser vulgar o aburrido.

Convertido “oficialmente el abuelo más a la moda del mundo”, Günther publicaba recientemente un libro contando su historia, en la que deja claro que “ a este limón le queda mucho jugo” y que hay que arriesgarse sin miedo al qué dirán. “El famoso miedo alemán” forma parte de nuestro día a día como “mostaza para albóndigas” declara en su libro. “Muchos piensan que tienen que adaptarse porque temen que no gusten de otra manera”, dice. Pero la uniformidad, advierte, es “bastante deprimente”, y ser auténtico “simplemente te hace más feliz”. “Descubre quién eres en realidad y lo qué hace que tu corazón baile” sentencia este alemán, a quien aún le quedan muchas historias que contar y muchos “modelitos” que lucir.