1. home
  2. /En la red

Nick, el octogenario que escala montañas por amor: su lucha frente a la enfermedad de su mujer

Se ha propuesto recorrer los 282 ‘Munros’ de Escocia, montañas de más de 900 metros, en 1.200 días

2 Minutos de lectura
Escala montañas con 81 años

Nick está convencido que la escalada le ha salvado de tener ‘problemas de salud mental’

© Captura de pantalla de Uno TV

El británico Nick Gardner, de 81 años, estaba devastado por la enfermedad de su mujer, Janet. En 2018 le diagnosticaron alzhéimer y, dos años después, empeoró tanto que su marido ya no podía cuidarla solo. Janet padece también osteoporosis, lo que complicaba aún más las cosas en casa, de modo que llegó un momento en el que la mujer tuvo que ingresar en una residencia. Nick no lo pudo soportar. “Cuando se volvió demasiado para mí, […] simplemente no supe qué hacer”, confiesa en The Economic Times. “Llevábamos 30 años acostumbrados a la compañía mutua las 24 horas del día y de repente se fue”.

En medio de la desolación, Gardner encontró una vía de escape: la escalada. A sus 81 años, se pone sus botas de montaña y sube picos de más de 1.000 metros sobre el nivel del mar en Escocia. Explica que esta actividad le ha permitido volver a centrarse “hasta cierto punto”. “Tenía que encontrar algo de este tipo” y que, de no haber sido así, habría tenido “problemas de salud mental”, dice convencido.

Cuando sube a una cima, se siente como un niño pequeño. “Es algo magnífico”. Pero la escalada es para él mucho más que una salida a su depresión; es también el sistema que ha encontrado para ayudar a Janet. En honor a ella está recaudando dinero a través de un reto admirable para una persona de su edad: recorrer en 1.200 días los 282 ‘Munros’ de Escocia, montañas de más de 900 metros cada una.

El dinero que recaude irá destinado a organizaciones benéficas para el alzhéimer y la osteoporosis, las dos enfermedades que padece su mujer. Por el momento, Nick ha recorrido 177 ‘Munros’ y ya ha recaudado (a través de las redes sociales en las que publica los detalles de su travesía), 30.000 de las 40.000 libras que se había propuesto como objetivo, es decir, 35.000 euros de 47.000.

Por el camino, se ha encontrado con decenas de alpinistas y en todos ellos deja huella. En sus redes sociales se pueden leer los mensajes llenos de cariño que le dedican, algo que le ha dado más fuerza aún para continuar con la que es su lucha vital desde hace un año.