1. home
  2. /En la red

Aviones privados, jirafas, caviar negro... La boda de 3,5 millones de euros de la ‘influencer’ Maria Solodar

Ya es la celebración nupcial más cara del año en todo el mundo

2 Minutos de lectura
Influencer

La ‘influencer’ rusa Maria Solodar llevó a todos sus invitados a Zambia en jet privado para que fueran testigos de su enlace

© Maria Solodar

La cantidad de dinero que la mayoría de las parejas destinan el día de su boda suele ser desorbitado, pero nada comparado con lo que han hecho la influencer rusa Maria Solodar, de 30 años, y su ya flamante marido, el empresario Joan Schnelzauer, de 33: ¡se han gastado más de 3,5 millones de euros! La ceremonia fue el pasado 26 de septiembre y, como es de esperar, no fue sencilla precisamente.

Influencer
Por el hotel en el que celebraron su boda Maria y Joan pasean con total normalidad diferentes animales de la sabana ©Maria Solodar

La novia soñaba con casarse en la sabana africana, así que dicho y hecho: llevaron a todos sus invitados (la mayoría procedentes de Rusia y de Europa) en aviones privados a Zambia y se dieron el sí quiero entre jirafas, leones y cebras. Eso sí, en un entorno de lo más lujoso, en el hotel The Royal Livingstone, cuyos jardines tienen son un entorno idílico, con vistas espectaculares a las Cataratas Victoria y a orillas del río Zambezi. El atardecer en esa ubicación es único y los comensales pudieron contemplar, mientras cenaban, la maravillosa puesta del sol sobre el río.

Además de a sus invitados, los novios llevaron hasta ese remoto lugar a un sommelier desde Francia, así como chefs y maquilladores, a la banda rusa de los 90 Ivanushki International y a las estrellas de pop francesas Helena Segara y Damien Sargues. También hicieron llegar caviar ruso, quesos y el mejor vino de Francia, que ofrecían a todos sus huéspedes en el desayuno los cinco días que duraron las celebraciones. “Era necesario llevar absolutamente todo en aviones privados desde Rusia a Sudáfrica, desde la decoración hasta los platos”, comenta la novia en unas declaraciones recogidas por el Daily Mail.

Durante esos cinco días, Maria y Joan se dieron el sí quiero en una emotiva ceremonia, celebraron sus despedidas de soltero y de soltera, hicieron rafting y un safari junto a todos sus invitados y ofrecieron una gran fiesta con caviar negro. Una de las cuestiones a las que menos atención le ha prestado la novia es, por extraño que parezca, al vestido. Según ella, se compró el primero que se probó (aunque no era uno cualquiera, sino un espectacular diseño de Vera Wang, y después de la ceremonia se puso otro modelo único de Zuhair Murad).

Los novios se conocieron en Dubai y, desde que salen juntos, es habitual verlos en sus redes sociales viajando por todo el mundo en jets privados, a pesar de lo cual aseguran que tanto ellos como sus respectivas familias son personas sencillas con los pies en el suelo. Sea como fuere, a Maria y a Joan se les ve enamorados y felices por haber vivido el día más especial de sus vidas rodeados de los suyos y como ella siempre había soñado.