1. home
  2. /En la red

Peter Rajkai, el fotógrafo que ilustra las redes con paisajes únicos y auténticos tesoros arquitectónicos

Aunque se define como un aficionado, sus imágenes no pasan desapercibidas y cuentan las reacciones positivas por miles

2 Minutos de lectura
Cascadas

Para retratar una de las cascadas del Parque Nacional Krka de Croacia se levantó a las cuatro y media de la mañana

© GettyImages

Aunque por sus imágenes no lo parezca, Peter Rajkai es un fotógrafo aficionado que ilustra las redes sociales con estampas únicas en las que refleja auténticos tesoros arquitectónicos y paisajes que dejan sin palabras a cualquiera. Recorre su país natal así como otras partes del mundo para dar forma a su cuenta personal de Instagram, donde cuenta sus seguidores por miles.

Peter nació en Budaors, una ciudad situada en el condado de Pest, que forma parte del área metropolitana de Budapest (Hungría). La fotografía llegó a su vida como una simple afición que le ha llevado a coleccionar reacciones positivas en las redes sociales y a conseguir que sus imágenes se cuelen en las recopilaciones de las mejores instantáneas. Algo que ha logrado armado con su cámara y su dron.

Un viaje por el mundo

Rajkai se siente particularmente atraído por las formas geométricas y las formas en espiral de las escaleras, pero no quiere encasillarse: “La mayoría de los fotógrafos están interesados solamente en uno o dos géneros, pero mi objetivo es hacer una foto excelente en casi todas las categorías”. Retratos en los que su país natal es una constante, pero no se trata de su única fuente de inspiración.

Echar un vistazo a su Instagram se convierte en un viaje alrededor del mundo gracias al recorrido fotográfico que ha llevado a cabo por algunos de los paisajes y tesoros arquitectónicos más populares del mundo: islas en forma de corazón, icebergs, castillos de cuento de hadas, cascadas… Y todo con un estilo que le ha llevado a superar la barrera de los 95.000 seguidores.

Un buen ejemplo es su fotografía de ‘El ojo de la Tierra’, ubicado en el río Cetina. Es allí, cerca de la cordillera de Dinara, donde se encuentra un manantial kárstico que en sus redes ha conseguido más de 23.000 ‘Me gusta’.

Un trabajo de riesgo

Eso sí, captar todas esas imágenes no es una tarea sencilla. Para retratar una de las cascadas del Parque Nacional Krka de Croacia se levantó a las cuatro y media de la mañana: el objetivo era llegar antes que los visitantes y el esfuerzo valió la pena. Para Peter es la cascada más bonita que ha visto en su vida.

En otra ocasión estuvo a punto de perder su dron. Estaba en Groenlandia y mandó el dispositivo a tres kilómetros de distancia, pero había demasiado viento y dio por hecho que acabaría en el agua. Una lancha rápida se convirtió en su particular milagro puesto que pudo realizar una escala y completar el vuelo de vuelta con medio minuto de autonomía.