1. home
  2. /En la red

Una camarera echa al atracador que había entrado a robar en el restaurante y su jefe la despide

Logró quitarle la pistola que llevaba el ladrón y, a pesar de su valentía, recibió amenazas de sus superiores

1 Minuto de lectura
Ex empleada de Subway

Araceli Sotelo logró quitarle la pistola al atracador

© Captura de pantalla de FOX TV

Estar trabajando y jugarte la vida por defender el establecimiento cuando un atracador entra a robar. Es lo que le ocurrió el pasado 5 de septiembre a Araceli Sotelo, empleada de la cadena de comida rápida Subway en Illinois (Estados Unidos), cuando se vio sorprendida por un encapuchado que entró armado en el local. Sin parar de gritar, pero también con gran valentía, logró quitarle la pistola y empezó a forcejear con él hasta que el ladrón salió huyendo sin poder acceder a la caja registradora. Toda una hazaña que grabaron las cámaras de seguridad y que bien podría haberle merecido un ascenso, pero… no solo no le dieron ni las gracias, sino que además sus jefes le amenazaron con despedirla.

El motivo es que había subido a sus redes sociales el vídeo en el que se ve lo ocurrido. Como es de esperar en una situación así, las imágenes se hicieron rápidamente virales, lo que no gustó nada a los gerentes. Tan solo un día después, Araceli estaba en la calle, tal y como ella misma anunció en su perfil de TikTok.

Todo porque, según ella, sus jefes “no querían que nadie supiera” que fue atacada violentamente mientras estaba sola, recoge el New York Post. “Querían mantener la privacidad de lo que me pasó y que yo me defendí”, mantiene.

El lado bueno de esta historia (además del admirable coraje de Araceli) es que, al hacerse viral, ha recibido la ayuda de mucha gente anónima. Su madre, Sylvia Oviedo, puso en marcha una campaña recaudar dinero y poder pagar a un abogado y ya han conseguido 15.000 dólares (casi 13.000 euros).

Lo que agrava aún más la situación de esta trabajadora es que el atracador no pudo llevarse el dinero del local, pero sí su bolso. En él la mujer llevaba dinero, tarjetas bancarias, el móvil, documentación… y el gerente del establecimiento se niega a asumir los gastos, tal y como denuncia la madre. Mientras, la policía ha abierto una investigación por el robo y tiene en su poder el vídeo como prueba.