1. home
  2. /En la red

Una esquela convertida en toda una declaración de amor

Los familiares del gallego Silvino Bastos Ramírez, de 91 años, han querido despedirse públicamente de él recordando su papel de marido incondicional

1 Minuto de lectura
Elderly in Florida

La familia del fallecido lo recordará como “el compañero de vida de ‘Mucha”

© GettyImages

Hoy en día se tiende a pensar que el amor para toda la vida no existe, pero desde aquí, nos complace informaros de que eso no es cierto. Una esquela publicada estos días en el Faro de Vigo nos ha demostrado que el romanticismo aún existe y que todavía hay personas que pueden morir de amor. Silvino Bastos Ramírez fallecía a los 91 años en Torneiros-Porriño (Pontevedra), dejando sin consuelo a sus seres queridos, que rotos de dolor, homenajeaban al anciano recordando que su condición de compañero de vida de “Mucha” no era solo una expresión, era un hecho explicando a continuación, de forma muy breve, pero muy directa cómo fue su bonita historia de amor.

Persona mayor, un nuevo día
La familia de Silvino recuerda en la esquela la bonita historia de amor del fallecido ©GettyImages

La esquela en concreto dice así: “Porque morir de amor, se puede. Porque 63 años a su lado, no te parecieron suficientes. Porque tu lealtad sigue cuando se acaba la vida. Por todo eso, has querido seguirla”. Los familiares que llamaban cariñosamente al desaparecido “Silvi” acaban esta emotiva despedida con esta frase: ”¡Nos has enseñado tantas cosas! Ahora sabemos que morir de amor, se puede.“

Una esquela de la que se desprende que tras el fallecimiento reciente de su mujer, Silvino no ha sido capaz de superar la pérdida del que era el amor de su vida, perdiendo la batalla contra la tristeza y reuniéndose finalmente junto a ella.

Además de dejar un hueco difícil de llenar para sus seres queridos, Silvino deja para la posteridad toda una lección de amor, lealtad y respeto.