1. home
  2. /En la red

¡Salvado por la bandera! Un gato cae al vacío en un estadio y sobrevive gracias a los aficionados

Ya tiene 10 millones de reproducciones el vídeo que muestra los momentos de angustia que se vivieron en las gradas mientras el animal se aferraba a un cable

2 Minutos de lectura
Hard Rock Stadium de Miami

Los aficionados que habían acudido al Hard Rock Stadium el sábado fueron testigos de los momentos de angustia de un gato que se aferraba sin éxito a un cable para intentar no caer al vacío

© Hollywood

Siete vidas tiene un gato, dice el refranero, y así lo ha demostrado el felino que cayó al vacío desde las gradas de un estadio de fútbol este sábado. Cientos de aficionados disfrutaban de un partido de fútbol americano en el Hard Rock Stadium de Miami (Estados Unidos) cuando vieron cómo el animal caía desde las gradas superiores y se agarraba a un cable que colgaba por debajo.

El evento deportivo quedó en un segundo plano durante esos minutos de angustia en los que los espectadores centraron su atención en el gato y varios de ellos grabaron con sus móviles lo ocurrido. Una vez que se subieron los vídeos a las redes sociales, la historia se hizo viral y ya cuenta con casi diez millones de reproducciones. Y no es para menos.

Hard Rock Stadium
En el Hard Rock Stadium de Miami el partido de fútbol americano quedó en un segundo plano en la zona de las gradas en la que el gato cayó al vacío ©GettyImages

El animal se asió con gran destreza al cable, pero le resultaba muy difícil sujetarlo bien con sus patitas, por lo que se tambaleó y estuvo a punto de caer en varias ocasiones. Cada vez que eso ocurría, el público gritaba. El grito unánime fue mucho mayor al ver lo que parecía un trágico final cuando el animal no pudo más y acabó resbalando y cayendo al vacío.

Afortunadamente, la habilidad que este gato silvestre tuvo para agarrarse al cable dio tiempo a varios aficionados de las gradas inferiores para extender una gran bandera americana que habían llevado para animar a su equipo. Acompasaron sus movimientos con tanto acierto que lograron que el animal aterrizara en ella y salvaron así su vida.

Otro de los espectadores cogió, acto seguido, al pobre gato y lo alzó en sus brazos para que todos vieran que estaba sano y salvo. Los aplausos y los gritos de júbilo sustituyeron a los de angustia, con un público entregado que se había olvidado por completo de su equipo. Lo que parecía que iba a ser una tragedia inevitable, acabó convirtiéndose en un final feliz digno de contarse en las redes sociales.