1. home
  2. /En la red

La tercera parte de los invitados no va a la boda y los novios se vengan enviándoles una factura de 200 euros

Habían preguntado hasta en cuatro ocasiones a todos si acudirían a la ceremonia y al banquete

2 Minutos de lectura
Celebración de una boda

Aunque se pusieron en contacto con sus invitados en cuatro ocasiones, un tercio de ellos no se presentó

© GettyImages

Organizar una boda no es sencillo: es un proceso que lleva tiempo en el que algunas operaciones pueden llegar a convertirse en todo un quebradero de cabeza. El reparto de las invitaciones a familiares y amigos es un momento emocionante, que se puede convertir en algo frustrante a la hora de confirmar la asistencia de los mismos. Bien lo sabe esta pareja estadounidense que vio cómo una tercera parte de las personas que habían confirmado, no asistieron al enlace… así que decidieron hacer justicia enviándoles una factura a cada uno.

Doug Simmons y Dedra McGee viven en Chicago, pero decidieron celebrar su boda en Jamaica. El lugar elegido para el evento era un hotel de lujo: el Royalton Negril Resort & Spa. La pareja invitó a todas las personas con las que querían compartir este día tan especial, pero, a tenor de lo sucedido, el sentimiento no parecía ser recíproco. Aunque se pusieron en contacto con ellos en cuatro ocasiones, la tercera parte de los invitados no asistieron al enlace.

Mr & Mrs.Simmons In The Building ❤🙌🏾💪🏾 8/18/2021

Posted by Dedra Simmons on Wednesday, August 18, 2021

Una factura de 200 euros

Tal y como explica el matrimonio en el New York Post, habían pagado el banquete por adelantado y las ausencias se tradujeron en una considerable cantidad de comida que terminó en la basura. Por ello, decidieron vengarse enviando una factura personalizada de 200 euros… aunque, según el citado medio, el coste de cada cubierto ascendía a 101,51 euros.

La misiva de los novios ha sido publicada en las redes sociales y así era como explicaban a los ausentes la razón de la misma: “Te enviamos esta factura porque confirmaste que asistiríaa a nuestra boda durante el recuento final. Debido a que no nos llamaste ni nos notificaste debidamente que no vendrías, esta cantidad es lo que nos debes por pagar tu cubierto por adelantado. Puede abonarla a través de Zelle o PayPal. Comuníquese con nosotros y díganos qué método de pago le conviene. ¡Gracias!”.

Doug y Dedra han explicado que esta particular decisión no está motivada por la parte económica, sino porque sintieron que sus invitados no les habían respetado y, además, les habían herido: “Nadie nos envió un mensaje de texto comunicándonos que no vendría. Si nos dices que no puedes ir, lo entenderemos, pero no te calles y nos obligues a pagar por ti y tu acompañante”. Lo que no han desvelado es qué harán con todos aquellos que ignoren la factura y se conviertan en morosos de su boda.