1. home
  2. /En la red

¡Casi 400 kilómetros! La distancia que recorrió un perro para volver a casa después de perderse

Viajaba en autocaravana con sus amos y, cuando hicieron una parada, salió a pasear por su cuenta

2 Minutos de lectura
Perro paseando solo

El animal solía pasear solo y siempre regresaba, pero después de varias horas no apareció

© GettyImages

Aunque parezca el guion de una película, es el de una historia real que sucedió a mediados de agosto en Francia: una pareja perdió a su perro mientras estaban de vacaciones, pero el animal se las arregló para regresar a casa… a pesar de que ésta se encontraba a cientos de kilómetros de distancia. Casi 400 kilómetros recorrió Pablo, un terrier alemán de 2 años, para volver a su hogar.

Catherine y Roger, informa France Bleu, habían pasado las vacaciones en Italia a bordo de su autocaravana: no viajaban solos ya que les acompañaba Pablo, su mascota. De vuelta en Francia decidieron hacer una pequeña escala en Saint-Martin-de-Belleville, una zona situada en el departamento de Saboya que está en la región de Auvernia-Ródano-Alpes.

Un paseo

El perro, como de costumbre, salió a pasear por su cuenta… pero el terrier alemán no regresó como siempre solía hacer. Algo que extraño a Catherine y Roger, que decidieron darle algo más de tiempo: “Esperamos durante horas. Incluso pasamos la noche allí sin éxito alguno”. Al día siguiente, la pareja decidió denunciar la desaparición del perro en el ayuntamiento.

Perro paseando solo
Varios días después de la desaparición llegó a casa de sus dueños, donde fue descubierto por un amigo que vigilaba la vivienda ©GettyImages

Permanecieron en la zona para seguir el caso de cerca mientras informaban a sus familiares y amigos, que residen en Bezouce: una localidad ubicada en la región de Languedoc-Rosellón, a cientos de kilómetros de donde se encontraban Catherine y Roger. Tras varios días sin saber nada de Pablo, las buenas noticias llegaron el sábado a última hora: uno de los amigos de la pareja que custodiaban su casa les mandó una fotografía.

Un collar con GPS

En la imagen aparecía el terrier alemán. Estaba algo demacrado, pero vivo: “No lo podíamos creer. Reconocimos a Pablo y fue un verdadero momento de felicidad”. El animal recorrió los casi 380 kilómetros entre Saint-Martin-de-Belleville y Bezouce: ¿cómo? Los perros no saben dónde están: se guían por su olfato ya que pueden diferenciar una considerable cantidad de aromas y seguir el que necesitan.

A esto hay que añadir otra característica que les ayuda a orientarse: poseen, en sus retinas, la molécula citocromo uno igual que las aves migratorias. Algo que emplean como si fuera un mapa que configuran a través de campos magnéticos y ritmos circadianos: con él se ubican en el tiempo y en el espacio. Eso sí, por si acaso, Catherine y Roger han comprado a Pablo un collar con GPS.