1. home
  2. /En la red

Solo apto para valientes: esto es lo que se siente al saltar desde el puente de cristal más alto del mundo

Está ubicado en Zhangjiajie, un paraje natural considerado Patrimonio Mundial por la UNESCO

1 Minuto de lectura
Bungee jumping

Se inauguró en 2018 y ofrece la experiencia de vivir en primera persona un bungee jumping: saltan con una goma atadas a los pies

© GettyImages

Uno de los elementos más de moda en China son los puentes de cristal que, a cientos de metros de distancia del suelo, recorren todo tipo de parajes y paisajes. No en vano, el Museo Geológico del citado país ha desvelado que, desde finales de 2016, se han construido, como mínimo, sesenta de estas pasarelas. Se han convertido en una forma de atraer a los turistas locales y extranjeros que buscan novedades y aventuras… como saltar desde el más alto del mundo.

Hay tres provincias en las que son especialmente numerosos: Yunnan, Jiangxi y Hunan. Es en esta última donde encontramos el más famoso de todos: está ubicado en Zhangjiajie, un destino muy turístico ya que se trata de un paraje natural considerado Patrimonio Mundial por la UNESCO. A esto hay que añadir que es la tierra natal de Mao Zedong, el fundador de la República Popular China.

Bungee jumping
El puente tiene 430 metros de largo, 6 de ancho y está suspendido a 300 metros sobre el suelo ©GettyImages

Un salto en libertad

Fue allí donde James Cameron encontró la inspiración para crear el mundo de Pandora que conocimos a través de su película avatar. El mismo escenario donde está el puente de cristal diseñado por el arquitecto israelí Haim Dotan que, con 430 metros de largo y 6 de ancho, une dos de los acantilados de la montaña Tianmen. Sus 99 paneles con tres capas de cristal están suspendidos a 300 metros sobre el suelo entre pronunciadas pendientes.

Desde agosto de 2018 y rodeado por formaciones rocosas con forma de grandes y verticales pináculos, la pasarela ofrece un nuevo atractivo. Un bungee jumping que con sus 260 metros de altura desbancó al que hasta ese momento era el más alto del mundo: el de la Torre de Macao, que tiene 233 metros.

La experiencia consiste en saltar al vacío desde una plataforma en altura con una goma atada a los pies y no con cuerdas fijas como ocurre, por ejemplo, con el puenting. A esto hay que añadir que el punto de partida es un puente y no un edificio, algo que aumenta la sensación de saltar en libertad.

tags: