1. home
  2. /En la red

Veronika, la chica que se va de pesca y a los columpios… ¡con un oso pardo que ejerce de mascota!

Asegura que el animal la ve como a ‘un miembro de su familia’ y que incluso duerme en sus brazos cuando tiene miedo

2 Minutos de lectura
Por EUROPA PRESS
Oso

Archie fue rescatado de un safari que iba a entrar en quiebra hace dos años

© GettyImages

Un par de amigos saliendo de pesca para compartir un poco de tiempo de calidad puede no tener nada de llamativo o interesante. Sin embargo, la cosa cambia cuando se conoce que uno de ellos es un oso pardo. El oso, de nombre Archie, vive en Novosibirsk (Rusia), con su dueña Veronika Dichka, con la que mantiene una estrecha amistad. Veronika rescató a Archie de un safari que estuvo al borde de la quiebra hace dos años y lo adoptó como mascota.

La pareja es como cualquier pareja de amigos que aprecian la compañía del otro y sus paseos de pesca en las aguas del lago de Novosibirsk, al sur de Siberia son un buen ejemplo del tiempo de calidad que pasan juntos. También se les ha visto disfrutar de la compañía el uno del otro en un parque... ¡columpiándose!. Comportamientos de lo más extraños, pero también de lo más tiernos, entre un humano y un oso. “Él me ve como un miembro de su familia. Compartimos comida, duerme en mis brazos cuando tiene miedo y hasta se esconde detrás de mí”, contó Veronika a Daily Mail.

“No podemos liberarlo en la naturaleza porque es un oso que ha vivido en cautiverio toda su vida”, explicó. “Archie pasa todos los días con nosotros y está locamente enamorado del agua. Le encanta cuando lo llevo a explorar nuevos rincones, así que este día de pesca fue un placer para él”. Es una amistad tan verdadera y real la que tienen, que lo único que le falta a Archie es ponerse a hablar.

Está claro que este oso ha vuelto a nacer gracias a su nueva dueña. Según ha declarado Verónika, a ella siempre le han gustado los animales y tenía claro desde pequeña que quería ser veterinaria para intentar entenderlos y ayudarlos. “Yo siempre he estado en contra de los safaris y zoológicos, opino que los animales salvajes deben vivir en libertad y no entre rejas”, comenta. Verónica está tan feliz viviendo ahora con su nuevo amigo que hasta se atreve a decir que es la mejor decisión que ha tomado en su vida.

Muchas veces los animales expresan y demuestran más que las personas y no cabe duda que este caso es uno de ellos, sin embargo, Veronika es consiente de que su mascota ya es mayor y no le queda mucho tiempo de vida. “Archie tiene 25 años y esa edad para un oso es muy alta”, comenta con los ojos llorosos. “Sé que algún día se tendrá que ir de mi lado, mientras tanto quiero aprovechar al máximo con él”.