1. home
  2. /En la red

Viviendas económicas con un oscuro pasado: así funcionan las llamadas casas ‘Jiko bukken’

Una inmobiliaria japonesa se ha especializado en la venta de este tipo de residencias y está triunfando

2 Minutos de lectura
Globe Reporter Stays At House That Inspired

En el país nipón hay alrededor de 50.000 viviendas consideradas Jikko buken

© GettyImages

En Japón cada vez es más complicado encontrar casa debido a la alta densidad de población y a sus excesivos precios, sin embargo, hay una serie de viviendas, que a pesar de contar con suculentas ofertas, tanto de venta como de alquiler, no encuentran inquilinos. El problema es que han sido catalogadas bajo el nombre de  Jikko buken  , o lo que lo mismo “casas accidentadas” , lo que significa que en ellas ha tenido lugar alguna tragedia o se ha sucedido algún episodio paranormal, aunque en la mayoría de ellas, lo que ha llevado a que se queden deshabitadas es la muerte de su propietarios por causas naturales debido a su avanzada edad. Sin embargo, las leyes de Japón obligan a las empresas inmobiliarias a revelar el pasado de los inmuebles, haciendo que muchas de ellas desechen este tipo de viviendas por su compleja dificultad para ser colocadas en el mercado y dejando a sus propietarios totalmente colgados.

  

Pero como para roto hay un descosido, o eso dicen, una empresa inmobiliaria llamada Jobutsu Estate, fundada en 2019, ha decidido hacerse con una gran parte de estas ‘casas fantasma’ asumiendo así el gran reto de encontrar posibles compradores o inquilinos para este tipo de casas tan estigmatizadas llevando a cabo una estrategia de venta muy singular. En vez de ‘disimular’ o restar importancia a lo acontecido entre sus cuatro paredes, esta empresa habla sin censura de todo lo que ha ocurrido en los diferentes hogares que ofertan, destacando así porque ese tipo de inmuebles tienen un precio más barato.

casas embrujadas en Japón
Antes de salir a la venta, en los pisos se lleva a cabo toda una gama de ritos de purificación ©@jobutsu_estate

Hasta ahora este tipo de política les ha dado muy buenos resultados, consiguiendo captar, principalmente a gente jóvenes o ancianos, más preocupados por su economía que lo acontecido en las viviendas. Sin embargo, a pesar de esto la inmobiliaria realiza en las casas toda una gama de ritos de purificación antes de ponerlas en venta y emite un certificado que acredita que el fallecido ha encontrado la paz y ya no puede causar fenómenos paranormales, ya que Japón hablar de los fallecidos es un tema bastante tabú.

En el país nipón hay alrededor de 50.000 viviendas consideradas Jikko buken , que salen se ofertan muy por debajo del precio del mercado de los pisos convencionales, llegando algunos inclusos a tener descuentos de hasta el