1. home
  2. /En la red

Un Ratoncito Pérez… ¿polémico? La carta viral en la que justifica por qué no deja un regalo a una niña a cambio de su diente

Aunque a este popular personaje del ideario español no le falta razón, su decisión ha generado un arduo debate en las redes por la ‘dureza’ de su decisión

2 Minutos de lectura
Cuento infantil publicado en 1911

Una carta rubricada por el Ratoncito Pérez a una niña que había perdido un diente se ha convertido estos días en tema de debate en las redes

© Wikimedia Commons

A una niña se le cae un diente de leche y por la noche lo pone debajo de la almohada con la ilusión de que el Ratoncito Pérez se lo lleve y le deje a cambio un regalo. Una escena de lo más común en casas con menores en España. Lo que le ocurrió a una pequeña Elisa no es nada habitual: después de su ritual nocturno para recibir el detallito del popular animal, por la mañana se despertó ansiando ver qué es lo que le había dejado y… ¡Nada! ¡No le había dejado nada!

  

Eso sí, el señor Pérez tuvo la cortesía de explicarle el motivo a través de una carta. Los argumentos son tan controvertidos que han generado un arduo debate en la redes sociales a favor y en contra del ratón. ¿Quién podría imaginar que este personaje del ideario español podría ser polémico? La cuestión es que el diente no estaba todo lo limpio que debería estar: “Fue analizado por el equipo de expertos y no pasó la prueba por la falta de atención y cuidado”, explicaba a la niña el Ratoncito Pérez en su carta.

Antes de nada, comenzaba pidiéndole disculpas por su drástica decisión, que no le había quedado más remedio que tomar por encontrar “sobritas de espagueti y de cereales”, explicaba. “En esta ocasión no será posible realizar el pago. Te recomendamos lavarte los dientes 3 veces al día y que utilices la técnica de cepillado dental”.

Diente de leche
El Ratón Pérez recomienda a la niña que se lave tres veces al día los dientes y así le podrá dejar un regalo la próxima vez que se le caiga uno ©GTres

Las reacciones, como no podía ser de otro modo, no se han hecho esperar y mientras cientos de usuarios de las redes están convencidos de que algo así le creará un trauma a la niña, otros lo consideran un gesto ejemplar para lograr que se lave con la asiduidad que necesita, ya que es una cuestión no solo de cuidado personal, sino sobre todo de salud.

Sea o no acertada la decisión, esperemos que la pobre Elisa no se haya frustrado tanto como para no seguir el consejo del Ratoncito Pérez y ya haya comenzado a cepillarse todos los días los dientes. Ojalá ver pronto otra carta suya dándole la enhorabuena y, por supuesto, un regalo que recompense la desilusión sufrida.