1. home
  2. /En la red

Las llamativas imágenes del antes y el después de la mujer con los pómulos ‘más grandes del mundo’

Anastasiia Pokreshchuk, de 32 años, se ha gastado más de 2.000 euros en operaciones estéticas y no descarta seguir aumentado sus mejillas

1 Minuto de lectura
I Have The World's Biggest Cheeks

La modelo ha señalado que ama su nueva imagen y que no se arrepiente de su llamativo aspecto

© GettyImages

Fue hace seis años cuando la modelo ucraniana Anastasiia Pokreshchuk, quien actualmente tiene 32 años, decidió someterse a su primera cirugía estética y hoy por hoy y tras numerosas intervenciones se ha convertido en la mujer con las mejillas más grandes del mundo llegando a invertir más de 2.000 euros en todo tipo de rellenos faciales.

Anastasiia, quien ha afirmado que ama su nuevo aspecto y que no se arrepiente de su impactante apariencia, era anteriormente una chica morena, de ojos marrones e indumentaria de lo más común, sin embargo tras someterse a un aumento de labios decidió continuar con sus pómulos, hasta lograr convertirse en una adicta a la pomuloplastia y lo que es aún más peligroso ha terminado siendo ella misma la que se inyecta el ácido hialurónico. Y aunque acude a cirujanos plásticos para obtener los rellenos, la modelo cuenta que es ella misma quien se introduce el ácido hialurónico en sus mejillas. “Estudio cosmética en una escuela virtual para que mi experiencia autoinyectándome sea más segura“, ha explicado Anastasiia.

La modelo, que tiene en Instagram más de 267.000 seguidores, ha señalado que antes de someterse al cambio se veía como “ un ratón gris” y que ahora siente que todo su cuerpo está en una perfecta proporción, ya que además de retocar sus mejillas también se puso botox en la frente, remodeló su mentón y la mandíbula e incluso se puso implantes en los senos.

A pesar del riesgo que podría conllevar para su salud continuar aumentando sus mejillas, Anastasiia ha confesado que seguirá haciéndolo mientras se vea bien o hasta que logre entrar oficialmente en el libro Guinness de los Récords convertida en la con los pómulos “más grandes del mundo”.