1. home
  2. /En la red

Un susto terrible: una enorme tabla de madera atraviesa el parabrisas de un coche en plena autopista

La piloto y la copiloto salvaron su vida en un accidente que podría haber sido letal

2 Minutos de lectura
Ohio, Estados Unidos

A la conductora del vehículo que iba detrás no le dio tiempo a cambiar de carril, pero quizás eso fue lo que salvó su vida y la de su amiga

© OSHP_NEOhio

La primera palabra que se le viene a la mente a todo el que ve estas imágenes es la misma: “milagro”. Y no es para menos, puesto que lo que le ocurrió a Kim Awada, de Ohio (Estados Unidos), y a su acompañante mientras viajaban en su coche por una autopista parece de película. De una furgoneta que iba delante de ellos cayó, de repente, una enorme tabla de madera que se dirigía inevitablemente a su vehículo. Kim no tuvo tiempo de reacción como para poder cambiarse de carril, de modo que la tabla acabó impactando, instantes después, en el parabrisas de su vehículo.

A tenor de las imágenes (recogidas por una cámara que Kim tenía en su coche), un impacto como ese les podría haber costado la vida, pero la casualidad quiso que la madera se incrustara de tal modo en el automóvil que no les causó ningún rasguño. Atravesó el cristal, pero justo en medio de piloto y copiloto. Un par de centímetros arriba o abajo y el impacto habría sido mortal.

“De repente vi esa tabla volando y un instante después había atravesado el cristal”, ha comentado Kim en la cadena Fox. “Si hubiera maniobrado de forma distinta, el resultado podría haber sido letal”. Las impactantes imágenes de la madera en el vehículo son buena prueba de ello.

Mientras Awada y su amiga salvaban su vida por los pelos, el conductor de la furgoneta siguió su camino sin haberse percatado de lo que acababa de suceder. Fueron los agentes de tráfico quienes detuvieron su vehículo más adelante para interrogarle por las circunstancias del accidente que había provocado. El hombre aseguró que llevaba varias correas de sujeción para evitar que las maderas cayeran, pero a todas luces no estaban bien colocadas, por lo que se ha abierto una investigación al respecto.

Por su parte, el jefe de la patrulla de Tráfico de la región, Ray Santiago, explica que ya se han producido otros incidentes similares en la zona y que, para evitar que sigan sucediendo, se muestra convencido de que habría que promulgar “una ley completamente nueva o al menos revisar la que está” y endurecer las sanciones para “hacer que la gente sea más responsable”.