1. home
  2. /En la red

El gesto protector de un perro para evitar que un bebé suba unas escaleras

En el vídeo viral se ve al animal bloqueando el camino del pequeño y evitando así que se haga daño

2 Minutos de lectura
La tierna reacción de un perro con un bebé

El perro vita que se haga daño el bebé por las escaleras

© GTres

En muchas ocasiones los animales sorprenden por su comportamientos con los seres humanos, llegan a veces incluso a preocuparse más de nosotros de lo que lo hacemos de ellos. Prueba de ello es el último vídeo que triunfa en las redes sociales. Varios usuarios de Twitter han compartido el momento en el que un perro protege a un bebé de hacerse daño en las escaleras.

En el vídeo se puede ver al can haciendo gala de su instinto de protección al tumbarse en el tumbado en en el segundo escalón de las escaleras y ponerlas patas contra el pequeño para evitar a toda costa que las subas y se haga daño.

La tierna reacción sobreprotectora del animal, como no, se ha hecho viral en las redes y ha enternecido a miles personas, con comentarios como “¡Amo absolutamente esto! ¡Este cachorro está protegiendo a su humano desde el principio! ¡Bravo! Y parece un cachorro de gran danés ... ¡no me sorprende! Los amo” u otros incluso han compartido sus propias historias con otras raza de perro: “Tuve un pastor alemán que impidió que mi prima bebé bajara las escaleras del sótano ella sola.

No es la primera vez que un animal protege a un niño. Hace unos meses un gato evitó en un niño se subiera al balcón de casa. El gato le daba con la pata en las manos del pequeño para evitar que pudiera escalar por ahí.

El perro que cuida de las crías de tortuga

Estas actitudes y gestos de los canes nunca dejan de sorprender y ya no solo se dan con los seres humanos, sino también con otras especies del reino animal. Otro perro se ha hecho viral hace poco después de que su dueña compartiera imágenes de él cuidando y ayudando a las crías de tortuga de una playa de México.

El animal se llama Solovino y fue adoptado por su dueña hace unos meses al verlo abandonado en la playa. Desde entonces el perro y su dueña dan paseos por la orilla del mar y en una de sus rutinarias aventuras, Solovino siguió un rastro y escarbo en la arena con rapidez hasta que se descubrió una cría de tortuga. Su dueña le mostró que había que llevarla hasta el mar y desde aquel momento el perro se dedica a ayudar a estos reptiles a alcanzar el agua. Además, también vigila a las tortugas que ponen los huevos en la arena.