1. home
  2. /En la red

Con este divertido truco se acabaron las discusiones al pagar la cuenta: lo decidiréis en unos segundos

Un usuario de TikTok ha desvelado cuál es el método que emplea con sus amigos para designar al encargado de abonar sus comidas y cenas

1 Minuto de lectura
Pagar la cuenta

Un ‘tiktoker’ ha publicado la fórmula que emplea con sus amigos: no es sofisticada, pero es bastante original

© GettyImages

Habrás visto la misma escena repetida en restaurantes y bares. Llega la hora de pagar la cuenta y comienzan las discusiones por diferentes razones: quién es el que más veces la abonado, a quién le toca, quién se escaquea con mayor facilidad… Para evitar estos momentos de tensión, un ‘tiktoker’ ha difundido un original truco con el que tomar la decisión será algo, incluso, divertido.

Compartir gastos se ha convertido en algo normal tanto en el día a día como en las pequeñas escapadas y viajes que hacemos. Son muchas las aplicaciones que nos ayudan con la economía de estas experiencias: algunas hacen las cuentas por ti, otras te facilitan el traspaso inmediato de dinero… pero, ¿qué ocurre cuando decidimos organizarnos pagando cada uno las distintas cuentas?

Llegan las discusiones y para evitarlas JQPepe ha compartido el método que emplea con sus amigos. Lo ha mostrado en un vídeo publicado en TikTok que cuenta con más de 1.500 comentarios, más de 300.000 reacciones y que ha sido compartido más de 15.000 veces. No es de extrañar: su truco no es nada sofisticado, todo lo contrario. Está al alcance de cualquiera, promete algo de tensión y cierta dosis de risas… siempre que no te toque abonar la cuenta, claro.

Un juguete de cuerda, tensión y diversión

Sólo es necesario comprar un pequeño juguete de cuerda que, normalmente, tiene forma de animal o de dentadura humanizada con ojos. El grupo de amigos coloca sus móviles dibujando un círculo con ellos y rodeando a la gallina: el teléfono se puede sustituir por cualquier objeto personal que sea propiedad de los presentes.

Ponen en marcha el juguete y éste comienza a dar saltos de un lado para otro chocando contra los distintos elementos que, en este caso, son los smartphones de los presentes. Finalmente se para en uno eligiendo, al azar, la persona que va a pagar la cuenta. Eso sí, este divertido truco es recomendable para grupos reducidos por una simple razón: la cantidad a abonar será más moderada que si son tantos como en el vídeo.